Profesionales

Día Mundial de la Alimentación: El Colegio de Nutricionistas solicitó el compromiso de todos los sectores

/Difusión Colegio de Nutricionistas de la Provincia de Buenos Aires/


“Una Alimentación sana para lograr un mundo sin hambre”

farmer-s-hand-woman-holding-vegetable-her-hand-rice-field_1150-17243

El Colegio de Nutricionistas propone sumarse a la Acción según promulga el Lema de la Fao en el Día Mundial de la Alimentación, “Una Alimentación sana para lograr un mundo sin hambre”. Esto no solo significa producir alimentos suficientes, sino que también, estos deben ser sanos y diversos.

En nuestro país no estamos alejados de la realidad en la conviven dos situaciones extremas como lo son el hambre y el exceso de peso tanto en adultos como en niños y adolescentes. Por lo que es imperioso el trabajo conjunto de diferentes áreas que determinan la salud y la alimentación.

La disponibilidad de alimentos está determinado por la producción de los mismos en una región, así como también la importación y exportación. Ahora bien, que tengamos alimentos disponibles no significa que podamos acceder. El acceso está fuertemente asociado con el poder de compra, en donde la inflación impacta principalmente en este rubro, también es importante considerar la oferta de que tipo de alimentos tenemos en el lugar donde vivimos o los alimentos de estación disponibles.

Según el informe de la UCA el 45% de los chicos en Argentina entre 5 y 12 años tiene que acudir a comedores comunitarios para poder comer, lo que implica que la alimentación ofrecida debiera tener la orientación de un licenciado en nutrición para que la misma tenga la calidad de nutrientes adecuada.

Por otro lado vivimos en un mundo globalizado, que permite el acceso a tipo de alimentos diferentes a los que heredamos de nuestro legado cultural, con un proceso de urbanización que induce a la producción de alimentos en forma masiva, teniendo en cuenta que los mismos requieren de almacenamiento y transporte para llegar a las góndolas en buen estado y que perdure en condiciones aptas para el consumo. Todo ello hace que la industria alimentaria explore nuevas formas de conservación de sus alimentos, obligando a adicionar a los mismos conservantes y aditivos, que en muchos casos exceden los máximos permitidos, resultando un alimento que deja de ser originalmente saludable.

Por lo que es de suma importancia replantearnos la forma de alimentarnos, y esto involucra no solo los alimentos que elegimos y a los cuales tenemos acceso, sino también como los preparamos, en qué momento los consumimos y bajo qué circunstancias. Entonces nos preguntamos: ¿A qué entornos familiares, escolares, laborales y sociales estamos expuestos que determinan directamente en el tipo y calidad de los alimentos que consumimos?

En el caso de jornadas laborales extensas que implican menor tiempo para la preparación de alimentos, inducen a la compra de alimentos procesados y/o ultraprocesados que según la publicidad nos garantizan un plato final servido idéntico al preparado de modo tradicional.

Entornos Escolares o Laborales, que impiden elegir alimentos saludables, falta de acceso a agua potable, oferta de alimentos procesados listo para consumo con alto contenido de grasa, azúcar, sodio, bajo en fibra y casi ausente de vitaminas y minerales.

Publicidades de la industria alimentaria dirigida principalmente a niños y adolescentes que estimulan el consumo de bebidas y alimentos con mayor contenido de azúcar y otros componentes que resultan adictivos.

Formas de producción de alimentos que intentan resolver una gran demanda de consumo y por resultado mayor producción en desmedro del cuidado del medioambiente.

Urge que el Estado garantice el Derecho a la Alimentación con todo lo que ello implica, el compromiso de todos los sectores involucrados en la producción, distribución, comercialización de alimentos, el pleno cumplimiento de los marcos regulatorios y la creación de leyes como lo es el etiquetado frontal, la prohibición de publicidades de alimentos y bebidas azucarados, el gravamen de impuestos a alimentos no saludables, etc. sin olvidarnos por supuesto del cuidado de nuestro ambiente, promoviendo una alimentación sustentable.

Los nutricionistas de la provincia de Buenos Aires hacemos un llamado a la reflexión y participación de todos en este día

JUNTOS PROMOVAMOS:

  • Consumir preferentemente alimentos frescos y nutritivos.
  • Apoyar la Lactancia Materna en los primeros años
  • Consumir al menos 5 porciones al día de frutas y verduras.
  • Incorporar alimentos variados a lo largo del día.
  • Tomarse un tiempo prudencial para comer, eligiendo ambientes serenos.
  • Consumir agua segura, al menos 8 vasos a diario.
  • Evitar el consumo de comida chatarra, alimentos ultraprocesados y bebidas azucaradas.
  • Evitar el agregado de sal en las comidas.
  • Aprender a leer las etiquetas de los alimentos, dando especial importancia al contenido de ingredientes, aditivos, conservantes, proporción de azúcar y de grasas trans.
  • Informarse acerca de cómo es la producción de los alimentos que seleccionas. Es una manera de cuidar el planeta y la salud de quienes lo habitamos.

 

 

 

 

Categorías:Profesionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s