Gestión Pública

Buscan prevenir intoxicaciones por monóxido de carbono en La Plata

/Prensa Municipalidad de La Plata/


A raíz de las heladas que se registran en la región y el consecuente aumento en el uso de los sistemas de calefacción, la Municipalidad de La Plata brindó recomendaciones para prevenir intoxicaciones por inhalación de monóxido de carbono.

Con la llegada de los meses más fríos, la Comuna concientiza sobre los cuidados y recaudos necesarios para el correcto funcionamiento de todo tipo de calentadores, evitando posibles intoxicaciones.

En ese sentido, la Secretaría municipal de Salud informó a los vecinos que es imprescindible ventilar los ambientes cerrados, no utilizar hornallas ni hornos para calefaccionar y siempre corroborar el buen funcionamiento de calentadores, estufas y caloventores.

Además, es necesario examinar con un experto las salidas al exterior de hornos, calefones, estufas y calderas, para asegurar su permeabilidad y funcionalidad.

Cabe mencionar que la intoxicación con monóxido de carbono es altamente peligrosa porque no puede ser detectada a través de los sentidos: no tiene olor y no produce irritación de ojos o nariz.

En relación a este tipo de situaciones, el secretario local de Salud, Enrique Rifourcat, indicó que “los síntomas pueden ser variables ya que pueden aparecer náuseas, vómitos, mareos, dolor de cabeza, desmayos, alteraciones visuales, convulsiones y, en otros casos, estado de coma”.

En tanto, desde el área de Salud explicaron que las personas con mayor riesgo de intoxicación son los niños pequeños, los adultos mayores, los fumadores y quienes padezcan enfermedades cardíacas o pulmonares o habiten en zonas de gran altitud.

Todas las recomendaciones:

• Evitar el uso de braseros o salamandras que no tengan salida al exterior.

• Si su uso es inevitable, encenderlos fuera de la casa y al entrarlos dejar una ventana o puerta entreabierta.

• No hay que desatenderlos y sacarlos y/o apagarlos antes de ir a dormir.

• No encender grupos electrógenos en el interior de las viviendas.

• Las estufas y aparatos eléctricos deben apagarse durante la noche y/o cuando salimos o no estamos dentro de la casa.

• No dejar a los niños solos dentro de la casa con los artefactos eléctricos o braseros encendidos.

• No usar las hornallas u horno ya que no están diseñados para calefaccionar.

• Prestar atención al color de las llamas de las fuentes de calor: si son amarillas, rojas o naranja es señal de mala combustión.

• Limpiar los filtros o conductos de ventilación. Asegurarse que no estén obstruidos.

Categorías:Gestión Pública

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s