Organizaciones

El colectivo de Hipotecados UVA La Plata advirtió sobre los riesgos de extender los plazos de los créditos

Con contacto telefónico/Hipotecados UVA autoconvocados La Plata /


fb_img_1546998554196

En estos días el Banco Central homologó la cláusula que habilita la opción de extensión del plazo de los créditos hipotecarios.

Esta medida ya existe en nuestras hipotecas (figura en las escrituras) y contempla que:

Si el valor de la cuota indexada por CER (tal como se indexa hoy día) superara en un 10% al valor que hubiera tenido de ser indexada por CVS (que es el índice de variación salarial, publicada mensualmente por el Indec), se le dará al hipotecado la posibilidad, por única vez, de extender el plazo del crédito en un 25%.

Esto significa que, por ejemplo, un deudor cuya hipoteca fue tomada a 30 años, podrá ampliarla a 37,5 años en total y por ende deberá sumar la tasa de intereses correspondientes a los años agregados para el pago de la obligación.

El problema de aplicación esta cláusula es que fue pensada para ser usada en “caso de emergencia”, no en los primeros años del crédito. De hecho apelar a esta opción en la actualidad no aportaría ninguna solución ya que, al estirarse el plazo se incrementan también intereses, generando un descenso muy leve en valor de la cuota mensual (tan leve que se recupera en pocos meses) pero como contraparte se tendrá una deuda mayor y por un plazo más largo.

Nuestras hipotecas poseen sistema de amortización francés, eso implica que si bien en cada cuota se paga la misma cantidad de UVAs, la distribución de intereses y capital de cada cuota no es igual. Al principio del crédito se paga mayor cantidad de intereses con poca amortización de capital y, a medida que se avanza con el plazo, la relación se va invirtiendo. Esto significa que, por ahora (la mayoría de los créditos llevan 1 o 2 años), las cuotas pagadas son más bien de intereses y aún no hemos amortizado casi nada de capital, o sea de deuda real.

Optar por esta opción, además, acarrea gastos adicionales como la re-escrituración de la hipoteca.

No es menor considerar que alargar aún más los plazos de los créditos sobreexpone mayormente al deudor al riesgo de caída del salario real.
Muy distinto sería tener que incurrir en esta cláusula hacía el final del crédito, ya que al haberse cancelado gran parte de la deuda, el impacto sobre la variación de la cuota sería mayor.

Dicho en criollo: este “salvataje” no sirve para el principio del crédito, porque lo que se pagó hasta el momento es más intereses que capital, por lo cual, optar por esta opción te suma intereses y años, pero casi no te baja la cuota.

A los que reciban mail de los bancos avisando que pueden elegir esta opción, averigüen bien:
– cuanto les bajaría la cuota
– cuantas UVAs pasarían a pagar por mes
– cuanto les duraría el “alivio” y por cuanto tiempo.

*Información producida y compartida por Autoconvocados Uva Hipotecas

Contacto

Wsp: 2214096344

Categorías:Organizaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s