Gremiales

Ante la falta de respuesta del gobierno, el viernes 1 de marzo se hará el Congreso de Delegados de CICOP

/Circular N° 9: CICOP/

Asambleas y Congreso para la toma de decisiones

Sin lugar a dudas, la acuciante realidad que padecemos lxs trabajadorxs y la población que requiere del sistema de Salud en la provincia de Buenos Aires no deja de afectarnos. Las notables deficiencias a las que nos vemos expuestxs cotidianamente comprometen seriamente nuestra capacidad para brindar los cuidados adecuados ante los problemas de salud que se presentan y, fundamentalmente, la posibilidad para contribuir a resolverlos. Como no puede ser de otro modo, lxs principales damnificadxs siguen siendo nuestros pacientes, personas que concurren a los servicios sanitarios en busca de solucionar sus situaciones y que en muchas oportunidades sólo encuentran obstáculos para ello.

Del otro lado de la mesa, funcionarixs con responsabilidad absoluta en relación a generar las condiciones adecuadas para la asistencia de salud continúan en sus puestos como si lo que está sucediendo fuera normal. María Eugenia Vidal fue elegida por la mayoría de lxs ciudadanxs bonaerenses para mejorar sus condiciones de vida, pero lo que está ocurriendo es exactamente lo contrario. El Ministro de Salud Andrés Scarsi fue designado por la Gobernadora – luego del fracaso de la etapa de Zulma Ortiz – para gestionar el funcionamiento de un sistema sanitario que arrastraba dificultades de las etapas anteriores, pero en el que se ha profundizado una crisis que no parece tener fin.

El CDP del pasado viernes 22 de febrero tomó nota una vez más de la situación en curso y decidió convocar a Congreso de Delegadxs para el próximo viernes 1 de marzo a fines de dar inicio a un plan de acción que contemple las necesidades de nuestro sector en el contexto de un sistema sanitario que no brinda las respuestas necesarias. Será el momento de poner en debate las numerosas problemáticas que nos afectan, definiendo prioridades y conformando un pliego de reclamos que es muy extenso. Allí se plasmarán los mandatos que lxs congresalxs traerán al encuentro en nuestra sede, promoviendo la mayor participación posible en aras de la mejor decisión colectiva.

 

Un extenso pliego de reclamos

Como decíamos, la situación en hospitales y centros de salud dependientes de la administración provincial se encuentra al borde del colapso. El sinnúmero de problemáticas no abordadas diligentemente por quienes gobiernan constituye un cuadro de franco deterioro. De manera prioritaria, los salarios continúan siendo centrales en la discusión con lxs profesionales de la Salud, en tanto un sueldo inicial que se encuentra al borde de la línea de pobreza publicada por el propio INDEC sólo genera rechazo a la posibilidad de ingresar o permanecer en el sistema para el sector más joven.

Asimismo, una pirámide achatada que provoca escasas diferencias entre las categorías, con ingresos magros en todas ellas, es una cuestión acuciante que hay que empezar a resolver definitivamente. Por eso, resulta indispensable que el Gobierno plantee un aumento que contenga las cifras de la inflación a través de una actualización automática, a la vez que compense la pérdida que hasta ahora persiste de la evolución salarial de 2018. Esa propuesta deberá incluir, como habitualmente, la misma perspectiva para residentes, becarixs y el valor de los reemplazos de guardia.

Otro tema sustancial en el funcionamiento de los establecimientos es la problemática de los recursos humanos. A la inadmisible demora en la interinización de lxs becarixs, la falta de ejecución de los acuerdos alcanzados en la paritaria de noviembre 2018 respecto al reglamento para lxs residentes y la no puesta en práctica de las comisiones de recursos humanos en cada efector, se suma la enorme cantidad de trámites demorados que afectan derechos conquistados. Cargos, designaciones y funciones ganados por concurso, pagos de bonificaciones y reconocimientos de antigüedades son, entre otros, problemas que deben resolverse en forma perentoria.

En esta etapa, también tendrá que continuarse el tratamiento de la temática Infraestructura.
Con cada tormenta, se ponen de manifiesto las graves deficiencias de nuestros hospitales. El pasado viernes 22 de febrero, como ejemplo más reciente, se cortó la luz en el Hospital A. Korn de Melchor Romero, los generadores no arrancaron y durante algunos minutos se desarrolló una cirugía con la luz de los teléfonos celulares. En los hospitales Larrain de Berisso, Ludovica y Rossi de La Plata, el agua entró en los establecimientos afectando áreas enteras y poniendo en serio riesgo a trabajadorxs y pacientes.

En lo que hace a Violencia, en muchas instituciones sigue existiendo presencia casi nula de cuidadorxs y personal policial para prevenir los episodios recurrentes y, eventualmente, actuar. La información brindada por las autoridades ministeriales en Mesa Técnica tiene poco que ver con la realidad de cada lugar, generándose situaciones que debieran poder controlarse si se cumpliera el protocolo de intervención ante hechos de violencia. En ambos casos, se hace imprescindible un abordaje con voluntad de resolución, persistiendo  graves situaciones que no paran de crecer en tanto no se observan resoluciones de fondo.

Asimismo, se deberá incorporar nuevamente a la discusión todo lo relacionado con Desgaste Laboral. La consideración de que el aporte del 16 % implica un reconocimiento explícito a su puesta en marcha debe efectivizar también el valor correspondiente en años de servicio, en la misma línea de lo que sucede con la insalubridad u otros regímenes especiales. A la vez, se debe reiniciar el abordaje de los ítems pendientes de Desgaste, como el pase de guardia a planta con determinada cantidad de años de servicio o con límite de edad y las guardias de 12 horas, entre otros.

Finalmente, entendemos que hay otras cuestiones que deben ser parte de la paritaria 2019. Entre ellas, se destacan las problemáticas relacionadas con la perspectiva de género, tales como la insistencia en la reglamentación de la Ley de Licencia por Violencia de Género en la provincia; la imprescindible necesidad de contar con jardines parentales en nuestros ámbitos de trabajo, con cupos y personal suficiente e idóneo; así como el aumento sustancial del pago por guardería en el caso de que no haya posibilidades de disponer de lugar en las existentes. Serán temas que CICOP llevará a la mesa de negociaciones cuando la misma sea convocada, en el convencimiento de que son parte fundamental de nuestros derechos.

 

Crisis, Ajuste y Unidad

El Gobierno nacional sigue sin resolver la grave crisis económico-social que nos asola. La inflación sostenida, los aumentos de tarifas en bienes y servicios, los incrementos de los artículos de consumo habitual, conforman un cuadro que afecta cada día más a millones de ciudadanxs. Ninguna de las decisiones que el Ejecutivo ha venido tomando genera una modificación sustancial en ese devenir que privilegia el ajuste, el acuerdo con el Fondo Monetario – pago de deuda e intereses incluidos – y las ganancias de los grupos concentrados de la economía mientras la pobreza de los sectores populares no deja de crecer.

En la provincia de Buenos Aires, tenemos por ahora dos parámetros para analizar la paritaria estatal. El acuerdo al que arribaron los gremios mayoritarios de la Ley 10.430 es desdoroso: un aumento del 20 % para todo el año, una cláusula de actualización automática a fines de julio y otra de revisión en noviembre condena a lxs trabajadorxs a salarios misérrimos y condiciones laborales deplorables. En el caso de lxs docentes, la propuesta fue de una cláusula gatillo mensual durante enero, febrero y marzo, con actualizaciones trimestrales para el resto del año, pero sin compensación para el desfasaje inflacionario del año anterior.

Las características de la negociación se darán, en parte, en función de las necesidades electorales del oficialismo, sometido a una coyuntura que requiere de una mayoría para seguir en el poder. Pero también tendrá en juego el rol que desarrollemos como organizaciones de trabajadorxs, bregando por condiciones laborales y salarios dignos. La unidad en la acción y los consensos a los que arribemos serán fundamentales para que nuestra tarea sea exitosa. En esa línea, las asambleas en las seccionales y el Congreso del próximo viernes 1 de marzo serán muy importantes para ayudar a construir las medidas que requerimos para lograr una Salud Pública al servicio de la población.

Categorías:Gremiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s