Sin categoría

Científicos del CONICET comparten recomendaciones para desinfectar superficies

/Prensa CONICET La Plata/


Infografía.jpg
Coronatips: las recomendaciones de científicos del CONICET para desinfectar superficies

Se desempeñan en el IPATEC de Bariloche y el CIDCA de La Plata. Buscan promover acciones individuales en el hogar para reducir los contagios

Uno de los desafíos que implicó la irrupción del coronavirus fue la necesidad de aprender e incorporar rápida y forzosamente nuevos hábitos para sobrellevar la vida cotidiana en la nueva contingencia. Desde el sector científico son múltiples las iniciativas que se desplegaron tanto en materia de investigación como dirigidas directamente a la sociedad con la finalidad de aportar conocimiento y recomendaciones para una correcta adopción de medidas preventivas en ese sentido.

Recientemente, desde el Instituto Andino Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales (IPATEC, CONICET-UNCOMA) se dio el puntapié para una estrategia colaborativa de difusión de lo que denominan “pequeñas acciones individuales” que pueden implementarse en cada hogar para reducir el riesgo de contagio. Bajo el nombre de “coronatips”, los expertos del IPATEC en colaboración con colegas del Centro de Investigación y Desarrollo en Criotecnología de Alimentos (CIDCA, CONICET-UNLP-CICPBA) acaban de lanzar una serie de recomendaciones que apuntan a lograr “una alimentación sin riesgos”.

Los nuevos consejos de los profesionales están destinados a concientizar a la sociedad acerca de las mejores alternativas para una correcta desinfección de elementos y superficies. Según explican, “el coronavirus está envuelto en una capa grasa que lo protege y ayuda a propagarse e invadir las células. Esa capa puede disolverse en 20 segundos utilizando agua y jabón, por eso es muy importante lavarse las manos frecuentemente. Tanto el jabón, como la lavandina y el alcohol afectan la estructura del virus logrando su desactivación”.

El coronavirus puede ingresar a nuestro organismo vía las mucosas de la boca, nariz u ojos, y se transmite de persona a persona a través de pequeñísimas gotas de saliva que son expulsadas al hablar, toser o estornudar, pero también mediante las manos tras el contacto con objetos o superficies contaminadas por estas secreciones respiratorias. Precisamente, para la correcta desinfección de esos objetos o superficies, los expertos del IPATEC y el CIDCA sugieren la preparación de distintas soluciones de alcohol o lavandina.

El primer paso que mencionan es limpiar los objetos o superficies antes de desinfectarlas porque la suciedad disminuye el efecto de esta acción. Luego, si no se cuenta con elementos de medición exacta, se puede recurrir a estos métodos:

Para preparar la solución de alcohol

*Dividir un envase recto traslúcido en tres partes. Llenar dos de ellas con alcohol al 96 por ciento, y la restante con agua. Luego derivar la mezcla a un pulverizador.

Para preparar la solución de lavandina

*Corroborar con la información presente en el envase de qué lavandina se trata. Puede ser de 25 g/L (2%) o de 55 g/L (1%).

*Si es de 25 g/L, poner dos cucharadas soperas de lavandina (20 ml.) en 1 litro de agua, o bien 40 gotas de lavandina en 100 ml. de agua.

*Si es de 55 g/L, una cucharada sopera (10 ml.) en 1 litro de agua, o bien 20 gotas de lavandina en 100 ml. de agua.

Para la limpieza de superficies porosas o pisos de madera, los expertos recomiendan mezclar una parte de lavandina y 9 de agua (por ejemplo, 1 y 9 vasos) para el caso de utilizar lavandina de 55 g/L, o dos partes de lavandina y 8 de agua si se trata de lavandina de 25 g/L.

Según explican, para la desinfección de las cocinas es mejor utilizar lavandina ya que el alcohol es inflamable. Preferentemente a éste último se lo debe utilizar en otros espacios comunes, o al salir al exterior de los hogares donde no tenemos a mano agua y jabón.

Al llegar a casa

Luego de realizar las compras, lo ideal al volver al hogar es lavarse las manos durante 20 segundos con agua y jabón; apoyar los alimentos sobre superficies limpias y desinfectadas; lavar las bolsas que sean reciclables –en lavarropas o baldes con jabón en polvo o blanco– y limpiar y desinfectar las superficies donde fueron apoyadas.

“Si bien no hay evidencia de que el virus se transmita a través de la comida o sus envases, las superficies de éstos podrían estar contaminadas, por lo que se recomienda lavarse las manos con agua y jabón antes y después de manipular alimentos y desinfectar esas superficies con las soluciones de alcohol o lavandina”. Para el caso de las frutas, aconsejan lavarlas con agua potable.

El tiempo de supervivencia del virus varía según el material: en cobre (por ejemplo, en monedas) se mantiene durante 4 horas; en guantes u otros elementos de látex, 8 horas; en cartón o papel, un día; en acero inoxidable (ollas, canillas) y plástico (celulares, teclados, bolsas), 3 días. “Por eso es importante desinfectar estos elementos y lavarse las manos luego de manipularlos”, explican.

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s