Gremiales

La campaña “Universitarios y Científicos Solidarios” desplegó tareas en San Miguel, José C Paz y Malvinas Argentinas

/Difusión CONADU/


En el marco de la campaña impulsada por la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), Universitarios y Científicos Solidarios desarrollan en la región de San Miguel, José C. Paz y Malvinas Argentinas, una articulación comunitaria para apoyar el trabajo en comedores e instituciones barriales y aportar en la resolución de la emergencia que conlleva la pandemia del coronavirus en los sectores más vulnerables de nuestra patria.

Les compañeres de la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad de General Sarmiento (ADIUNGS) y de la Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de José C. Paz (ADIUNPAZ), en articulación con el SUTEBA, AJB y la CTA de la región, realizaron colectas para la compra de alimentos para las 500 familias que concurren a los comedores y merenderos del Frente Barrial de la CTA. La campaña solidaria que denominaron “Un plato más”, consta de la provisión de bolsones que contienen: leche larga vida, azúcar, harina, fideos, arroz, salsa de tomate, polenta y lavandina, entre otros productos. Además, desarrollaron compras comunitarias en el Mercado Central, con 570 bolsones de fruta y 500 de verdura a bajo costo, que permite el consumo de alimentos frescos y saludables para las familias de los barrios en cuestión.

Federico Montero, Secretario de Organización de CONADU y coordinador de la campaña nacional estableció el marco de la misma: “La campaña universitaria es un aporte al gran trabajo solidario que viene realizando el Estado y el pueblo argentino para enfrentar las consecuencias de la pandemia. Hoy, más que nunca, quedó demostrado que nadie se salva sólo y que el individualismo es una falacia para justificar las desigualdades de los más fuertes. Por eso, mientras el Estado viene recuperando capacidades para preservar la vida, la dignidad humana y el ambiente, realizamos estas acciones comunitarias, en todo el país, para las familias que más lo necesitan Está claro que la resolución de fondo a estas desigualdades pasa por una más justa distribución del ingreso y los derechos sociales, en base a impuestos progresivos hacia aquellos que más se benefician de la infraestructura y los recursos humanos que brinda nuestra nación. En ese camino vamos construyendo organización popular, dando respuestas concretas para avanzar hacia un horizonte de mayor igualdad, justicia social y mayores derechos”

Por su parte, Nuria Yabkowski Secretaria General de ADIUNGS y Secretaria de Prensa de la CTA regional destacó: “fue una iniciativa que surgió de forma temprana entre los sindicatos de la regional. Por eso lo primero que quiero destacar es la reacción rápida. Y en segundo lugar la solidaridad de les trabajadores con otres trabajadores. En la primera compra que realizamos a mitad de abril los sindicatos aportamos de nuestros fondos (Adiungs, Adiunpaz, Judiciales y Suteba), a lo que se sumaron los aportes individuales de muchos docentes solidarios. En Adiungs por esta vía llegamos a juntar 25.000 pesos en unos pocos días. En la segunda compra los aportes provinieron de los fondos de los sindicatos, más lo que sumó la CONADU. Esperamos retomar la campaña para recibir aportes individuales en los próximos días, ya que muches docentes se comunicaron con el sindicato para manifestarnos que quieren seguir colaborando”.

Ari Piovaroli, Secretario General de ADIUNPAZ y Secretario Gremial de la CTA Gral. Sarmiento comentó la situación: “En una región donde teníamos emergencia alimentaria, educativa, laboral y sanitaria, se le sumo la cuarentena para enfrentar la pandemia y esto potenció las carencias. Desde ADIUNPAZ buscamos respuestas para intervenir de forma proactiva en el trabajo del frente barrial de la CTA, que cuenta con 16 comedores y copas de leche. Los compañeros de los barrios evaluaron que lo más saludable era armar los bolsones para llevar a las casas, evitando la conglomeración de gente. Armamos los bolsones alimentarios en la CTA Regional con los recaudos sanitarios y los distribuimos por las casas de los compañeros”.

La mayoría de los comedores y merenderos no estaban pudiendo funcionar por falta de mercadería, por eso desde la CTA regional decidieron que esta era la mejor forma para llegar a las 500 familias que acuden para alimentarse.

Eduardo Caprarulo, Secretario general CTA Regional San Miguel, José C. Paz y Malvinas Argentinas comenta cómo surgió la iniciativa “Somos 8 organizaciones sociales y 5 sindicatos que venimos trabajando desde hace tiempo juntos en iniciativas en articulación frente a los problemas territoriales, cuando con el gobierno de Macri las problemáticas se agudizaban y los gobiernos no daban respuestas. Pero con la pandemia del coronavirus armamos la campaña “un plato más” y ya es la 2 vez que juntamos recursos, para hacer un fondo común una vez por mes, que permita abastecer a las familias de las barriadas en las que está organizado el frente barrial”.

Para dimensionar el grado de organización realizado Yabkowski enfafizó: “Les compañeres nos encargamos de hacer las cuentas y los listados para saber qué podíamos comprar con la plata que juntamos; fuimos al mayorista bien temprano a comprar los alimentos, al Mercado Central para realizar compras comunitarias de frutas y verduras a muy bajo precio, varios pusieron sus autos a disposición, y todo ello implicó mucho trabajo físico por extensas jornadas para cargar y descargar toneladas de alimentos. Les compañeres también se dedicaron a armar los bolsones y repartirlos en los barrios. Quisiera hacer esta descripción con cierto nivel de detalle para dimensionar la cantidad de trabajo que implica. Un trabajo que creemos debe tener un reconocimiento remunerado por parte de los municipios”.

Además de la situación que viven los barrios donde tiene desarrollo la CTA, en algunos casos, sucede lo propio con les estudiantes de la Universidad, Piovaroli lo describe de esta manera: “Desde el gremio en la universidad estamos trabajando con los docentes para detectar estudiantes que estén pasando por momentos difíciles, para acompañarlos y proveerles los bolsones alimentarios para sus familias. Además se evidencian situaciones de violencia de género, que se detectan en la situación de virtualidad, donde de alguna manera podemos vislumbrar la situación doméstica en la que viven los estudiantes.”

En ese contexto fueron avanzando en organización en base a la experiencia de trabajo conjunto: “Armamos un listado de artículos prioritarios, discutimos en la reunión de mesa del frente barrial para que todas las semanas se ingrese una ayuda, con productos frescos o secos. En esta segunda vez, de 300 bolsones en la primera, ahora llegamos a 500 familias. Esto se puede hacer con el esfuerzo de todas las organizaciones en el armado logístico: buscar la mercadería, armar los bolsones y distribuirlos, lo hacemos en 24 horas, estamos mejorando mes a mes la organización” manifestó Caprarulo, el dirigente de la CTA.

En nombre de ADIUNGS la primera vez participó como responsable de la coordinación el delegado del IDH, Santiago Montiel, mientras que en la segunda fue Paula Sosa, lo hizo la Secretaria de Acción Social, Cultura y Derechos Humanos.

“Es importante ponerle nombre y apellido a les compañeres que ponen el cuerpo, por eso no quiero dejar de decirlo. Esto también quiero destacarlo especialmente: crecimos en organización y por eso pudimos llegar más y mejor a les compañeres que lo necesitan. Por otra parte, estamos trabajando para llegar específicamente a les compañeres trans, que se encuentran en una situación de mucha vulnerabilidad. Seguiremos adelante con este trabajo todo el tiempo que sea necesario” cerró Yabkowski.

Además de la demanda más inmediata, vinculada a la alimentación, las organizaciones de la CTA fueron concentrando otras problemáticas, en este aspecto Caprarulo destacó: “Trabajamos también la garrafa social para las familias. La provisión de kits de protección para los compañeros que hacen ese trabajo barrial: mascadas y barbijos para proteger a nuestros compañeros y a quienes se les acerca la mercadería. Con el Centro de Formación Profesional de la CTA se producen barbijos para el municipio. El centro de salud del SUTEBA se aplica la vacuna antigripal a los afiliados docentes y a los grupos de riesgo que están afiliados a la CTA, como por ejemplo a los miembros del Centro de Jubilados de la CTA “Somos octubre”. Por último, la comisión de género que impulsa muy fuertemente un trabajo de contención con un recursero de ayuda a los colectivos trans y las mujeres que sufren violencia de género, y con ayuda alimentaria y derivación institucional frente a casos de violencia”.

PARA DIMENSIONAR en PESO lo que DISTRIBUIMOS con los 1570 BOLSONES

VERDURAS y FRUTAS

4 TONELADAS y 780 KG ( 4780 kg )

1500 Litros de LECHE

1040 Litros de SALSA

500 Litros de LAVANDINA

2 TONELADAS y 250 kg ( 2250kg ) AZUCAR , ARROZ , FIDEOS , HARINA , POLENTA

Esta experiencia sumada a otras que se vienen desarrollando en distintos puntos del país, fortalecen el espíritu de la comunidad universitaria para reforzar el compromiso social y político con las necesidades del pueblo argentino y son muestras del aporte de la Universidad Pública en el destino de una nación más justa, democrática y soberana.

Categorías:Gremiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s