Profesionales

El Colegio de Escribanos promueve la concientización en el mes de la lactancia materna

/Difusión Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires/


Mes de concientización sobre la lactancia materna

La nutrición en la primera etapa de la vida del niño conforma uno de los pilares centrales del crecimiento sano, y en este sentido, la leche materna es la más segura e higiénica opción y otorga los nutrientes se que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Por ello, en el mes de la concientización mundial sobre la importancia de la lactancia materna, la Caja de Seguridad Social informa a sus afiliados sobre sus principales beneficios y otros datos a tener en cuenta.

En este sentido, tanto la OMS como UNICEF recomiendan especialmente dar inicio inmediato de la lactancia materna en la primera hora de vida del bebé ya que el calostro, primera leche materna que produce la mujer luego de que el bebé nace, es un concentrado de nutrientes y anticuerpos que el niño debe recibir al nacer porque es tan importante como una vacuna para prevenir las infecciones más comunes.

A su vez, es fundamental fomentar la lactancia exclusivamente materna durante los primeros seis meses, e introducción de alimentos complementarios adecuados a partir de los seis meses, continuando con la lactancia materna hasta los dos años o más.

Se calcula que, a nivel mundial, el retraso del crecimiento, el peso bajo para su talla, y el sobrepeso o la obesidad involucra a más de 240.000.000 de niños en el mundo; y que, si todos los niños de 0 a 23 meses estuvieran amamantados de forma óptima, cada año se les podría salvar la vida a más de 820.000 niños de menos de 5 años.

Los organismos de salud coinciden entonces en que la importancia de amamantar reside en que favorece al crecimiento adecuado de la boca y la mandíbula, predispone positivamente a la estimulación, la conducta, el habla, la sensación de bienestar y la seguridad, y la forma en que el niño se relaciona con otras personas, como así también incide en el desarrollo de su coeficiente intelectual.

A su vez, reduce el riesgo de que en el futuro el niño padezca enfermedades como obesidad, colesterol alto, presión arterial elevada, diabetes, asma y leucemias infantiles. Reduce 18 veces la posibilidad de tener diarrea, 3 veces el riesgo de padecer neumonía, 8 veces el riesgo de sufrir de otitis media, 1,3 veces el riesgo padecer de meningitis, menor incidencia de linfomas, enfermedad de Crohn, celiaquía e infecciones urinarias.

Por otra parte, la prolongación de la lactancia materna también contribuye a la salud y al bienestar de las madres, y reduce a su vez el riesgo de padecer cáncer de ovarios, útero y de mamas.

Según la opinión de los especialistas, entre los principales mitos de la lactancia que no tienen ningún fundamento científico y no deberían ser tenidos en cuenta, se encuentra la creencia de que hay leches maternas que ‘no sirven’ o que son insuficientes y que el bebé se queda con hambre, o que el tamaño de las mamas influye en la cantidad de leche.

En este sentido, los profesionales afirman que la alimentación complementaria con leches de fórmula, sólo debe ser incorporada por indicación específica del pediatra y en casos muy puntuales, ya que no tienen la misma calidad nutricional ni inmunológica que la materna.

Para acceder al contenido completo del artículo relacionado con esta temática haga click aquí.

Categorías:Profesionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s