Universidad

El proyecto “Taller de Aguas” se incorpora al accionar de las Brigadas Sanitarias de la Facultad de Exactas

/Prensa Facultad de Ciencias Exactas – UNLP /


Brigadas recargadas

A la tradicional vigilancia epidemiológica, vacunación, detección de casos sospechosos e hisopados se suma el análisis de las aguas en los barrios populares de la región

Taller de aguas: Toma de muestra de una canilla

Con la incorporación del Proyecto Taller de Aguas al accionar de la Brigadas Sanitarias Ramona Medina, se amplía el abordaje de los factores de riesgo en los barrios populares. La primer experiencia se realizará en el Barrio Cristo Rey, ubicado entre las calles 179 y 181 entre 38 y 36, de la localidad platense de Lisandro Olmos, un asentamiento con visibles necesidades de saneamiento urbano y sanitario.

“El agua es un derecho humano y desde esa premisa encaramos nuestro trabajo”, explica Virginia Vetere, directora del Taller. Por su parte Matías Assandri, integrante del equipo, ofrece detalles de la participación: “sabemos que el barrio no tiene agua potable, que tiene un tanque colectivo y que necesitan verificar el estado del agua que consumen, por eso vamos a tomar varias muestras y analizaremos su potabilidad”. El laboratorio de la Facultad que trabajará específicamente  en estos análisis, funcionará según los protocolos aplicados por el ASPO”.

REPRODUCIR DECLARACIÓN – MATÍAS ASSANDRI

Alejandra Aragón, referente del comedor merendero “Los chicos del barrio”, señala que se contactaron con las Brigadas Ramona Medina para pedirles que examinen el agua, ya que tienen una bomba que abastese a todo el barrio y ya han tenido casos de diarrea , vómitos y virus provocados por el agua .

El recorrido de les brigadistas  se realiza en parejas, van casa por casa, con estrictas condiciones de bioseguridad. Se tiende a reforzar las medidas de prevención, a brindar información certera acerca de los síntomas de la enfermedad y a remarcar las medidas de distanciamiento y su importancia. También buscan  completar  esquemas de vacunación y detectar casos sospechosos de COVID-19. Ahora se suma la evaluación de muestras del agua que consumen en el barrio.

“Todas estas acciones parten de una concepción de salud integral, que no tiene que ver solamente con detectar un virus o investigar una cura, sino con que las personas puedan vivir mejor. Y este sentido es que la participación de nuestros estudiantes en estas actividades apunta a la formación de profesionales íntegros y comprometidos con su comunidad”, expresa Guido Mastrantonio, Secretario de Extensión  y responsable de las Brigadas.

Vale aclarar que el agua potable, además de ser un alimento fundamental, es un insumo indispensable para la higienización de las personas y los espacios habitados, por lo que garantizar su provisión y calidad suficientes, es parte de las cuestiones necesarias a implementar en el contexto de los distinto abordajes de la pandemia.

Categorías:Universidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s