Gremiales

Jubilados de ATE rechazaron el “empalme” de las Leyes de Movilidad

/Difusión ATE Nacional/


A través de un comunicado de prensa difundido ayer, el Centro Nacional de Jubilados y Pensionados de ATE (CNJyP) rechazó el empalme, a la baja, de la Leyes de Movilidad y reclamó el aumento de los mínimos jubilatorios y el reintegro de la movilidad devengada.

El extenso comunicado, que lleva la firma de la/os compañera/os Noelia Guzmán (Presidente del CNJyP), Oscar Mengarelli (Vicepresidente del CNJyP), Luis Maceiros (Secretario de Prensa del CNJyP) y de Olivia Ruíz (Secretaria de Previsión Social de la CTAA), sostiene íntegramente en sud puntos la posición del CNJyP de ATE:

1.- Desde hace meses venimos llevando adelante discusiones, sobre cómo debe llevarse a cabo una verdadera reparación de los haberes previsionales de nuestros jubilados/as y así, mejorar su calidad de vida y las de sus familias.

La Comisión Bicameral del Congreso de la Nación, ha presentado en el Congreso un proyecto de ley que contiene una fórmula de movilidad, en base a ajustes semestrales, con la variación del 50% de la evolución de los salarios (RIPTE) y el 50% de recursos tributarios de ANSES La misma regirá a partir de marzo del año próximo.

En su momento manifestamos que cualquier fórmula de movilidad NO debe estar subordinada a criterios económicos de sustentabilidad y a políticas de ajuste.

2.- Ahora entrando en el texto del proyecto vemos con mucha preocupación su art 6, el proyecto establece que el aumento de 5 puntos porcentuales otorgados por decreto en diciembre de 2020 será a cuenta de lo que se otorgara en marzo del próximo año, en base a la nueva fórmula de movilidad, esto es así “dicen” porque, la nueva fórmula es semestral y, por tanto, “en marzo se actualizarán los haberes por el periodo de Julio de 2020 a diciembre de 2020.

Manifestamos nuestra total disconformidad con la Incorporación del articulo 6; pues entendemos que de mantenerse en el texto de la ley afectaría el carácter progresivo que rige en materia de derechos sociales, el derecho constitucional a la movilidad jubilatoria y el derecho de propiedad de los beneficiarlos.

Además, apoyamos nuestra posición en el hecho efectivo que durante los últimos 5 años los haberes sufrieron una pérdida de valor en relación a la suba desorbitante del costo de vida.

Por ello consideramos que los puntos que se van a actualizar en el presente diciembre deben acumularse, no descontarse, con miras a alcanzar gradualmente la recomposición de haberes tal como se lo merece nuestros mayores

3- Una vez expresada nuestro rechazo del artículo 6 del proyecto de ley en cuestión, retomamos nuestro propuesta, porque estamos convencidos que estamos a tiempo de revertir esta inequidad.

Resulta fundamental reparar el daño sufrido en su movilidad jubilatoria, con una actualización de sus haberes, previa a la vigencia de la nueva ley de movilidad jubilatoria, que les reintegre lo que en derecho y justicia les pertenece.

Estamos en un momento bisagra de la humanidad, un cambio de paradigma, donde tenemos la oportunidad de revalorizar nuestra relación con nuestros trabajadores/as jubilados/as, siempre tan postergados/as, abrazarnos con ellos/as y con nosotros/as mismos/as como clase, y dar un salto cualitativo en la construcción del presente y el futuro de nuestra Nación.

Es nuestro deber enmendar la historia, por lo que proponemos:

1) Decretar el haber mínimo en la suma de 50.803 pesos (valor de la canasta básica alimentaria de la tercera edad).

2) Restituir a todos los beneficiarlos lo perdido con los ajustes por decreto del decreto en curso, 22%

3) Vincular la movilidad jubilatoria a una pauta salarial, que tenga en cuenta la evolución de la Inflación, que sostenga el valor adquisitivo de las prestaciones previsionales.

4) Derogar la ley de Reparación “defraudación” Histórica en: a) el capítulo referido a la armonización “a la baja” de las cajas de Jubilaciones provinciales no transferidas a la Nación y al Fondo de Garantía de Sustentabilidad

b) Reemplazar la PUAM por una Asignación Universal a los mayores de 65 años.

5) Fortalecer el financiamiento del régimen previsional con el salario de los trabajadores activos (aportes y contribuciones) e impuestos directos, progresivos y redistributivos.

Aprovechemos este momento histórico y, forjemos un sistema previsional socialmente justo, que se respalde en un modelo impositivo más progresivo, basado en la solidaridad.

Prensa CNJy P

Categorías:Gremiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s