Profesionales

La Comisión de Publicidad e Intrusismo del distrito I del Colegio de Odontólogos delineó los objetivos para el 2021

/Difusión Colegio de Odontólogos de la provincia de Buenos Aires distrito I/


Mejorar la profesión odontológica es una construcción colectiva

Con ese objetivo como bandera, durante 2020 la Comisión de Publicidad e Intrusismo (CPI) se dedicó a relevar redes, confeccionar un Registro de Publicidad y Anuncios y aplicar el reglamento. Asociado a esto, también trabajó para poder transmitir al matriculado cuáles son las funciones de la Comisión, los alcances del reglamento de publicidad, cómo se debe publicitar y promocionar la odontología legalmente.

Comisión de Publicidad e Intrusismo: 'Mejorar la profesión odontológica es una construcción colectiva"


La Comisión, cuenta el odontólogo Nahuel Bustos, responsable del espacio y consejero del Distrito I, ‘tiene como objeto velar por el cumplimiento del reglamento de anuncios publicitarios. Para ello, releva las publicaciones en redes sociales, sitios web y en medios tradicionales, con el fin de verificar que se ajusten a la norma y realizar las recomendaciones pertinentes.  Asimismo, se encarga de detectar prácticas intrusivas de la profesión.

Según el Reglamento de Publicidad y Anuncios vigente, aprobado por la asamblea provincial ordinaria en agosto de 2019, toda publicidad realizada por los odontólogos matriculados en el COPBA debe contener: nombre y apellido del profesional, título universitario y número de matrícula. En tanto solo se podrá indicar la especialidad siempre que estuviese facultado a anunciarse como tal por el Colegio. Además, en forma optativa, puede indicarse el domicilio y teléfono profesional, días y horarios de atención y obras sociales (sin especificarlas).

Con el objetivo de garantizar el cumplimiento de la norma y, fundamentalmente, concientizar a los matriculados sobre los contenidos del Reglamento y la obligación de acatarlo, la CPI llevó adelante en 2020 una ardua tarea de control, concientización y difusión de lo que indica el reglamento. En ese sentido, Bustos señala que ‘dentro del reglamento aparecen las características que debe tener una publicación, qué se puede y qué no se puede publicar; tanto en una chapa profesional, ploteos, una revista gráfica, digital, redes sociales o publicaciones científicas. Hay ciertas normas que hay que respetar para que todos tengamos las mismas posibilidades y que la odontología no se publicite como en un mercado en el que se promocionan descuentos y promociones’.

El Consejero destaca como relevante en este 2020 la creación del Registro de Publicidad, a través del cual se otorga un número de autorización a cada matriculado que la solicite. La medida apunta a mejorar las condiciones para el ejercicio de la profesión y a mantener un mejor control por parte del Colegio, pero también generará una herramienta de verificación tanto para los colegiados como para los pacientes, que podrán observar en las publicidades autorizadas por el Colegio la leyenda NARP, correspondiente al ‘Número de Autorización y Registro de Publicidad’, más el número en cuestión. En tal sentido Bustos indica que, si bien llevan registradas varias decenas de publicidades de odontólogos, todavía no es un número representativo, pero trabajamos para que sí lo sea’.

La tarea no es sencilla, muchos menos en un año en el que se multiplicaron los anuncios on line. Al respecto, Bustos afirma que ‘si bien se venía trabajando desde el año pasado, se acentuó con la pandemia el uso de redes sociales para anuncios profesionales. Hoy el 90% de la comunicación del odontólogo es por redes sociales, en particular Instagram’.

De esto modo, la CPI revisa que el tamaño y forma de los anuncios se ajuste ‘a la discreción con el fin de ofrecer el servicio profesional evitándose la promoción ostentosa’, tal como lo establece el artículo 5. El mismo indica que el anuncio ‘no deberá contener leyendas o menciones que por su ambigüedad puedan inducir al engaño, confusión o error en los pacientes’ ni anunciar ‘prácticas de tratamientos no reconocidas científicamente, curación rápida o plazos infalibles’. Tampoco está permitido ofrecer consultas o trabajos gratuitos o que hagan ‘alusión a la reducción de los honorarios con expresiones tales como: ‘sin pago inicial’, ‘honorarios bonificados’, ‘consultas gratis’, ‘dos por uno’ o similares’.
 

INFORMAR Y CONCIENTIZAR AL COLEGA

La CPI empezó este año a desarrollar tareas de educación y capacitación ‘para contarles a los colegas que hay un reglamento, que hay normas que deben respetarse a la hora de publicar. La mayoría no sabe de qué se trata, ni que existen normativas respecto a la publicidad’, reseña el odontólogo Bustos.  

‘Alertar al Colegio sobre quien incumple la regla es hacer una mejora a la odontología, aportar en la construcción de una mejor profesión. Porque los matriculados que están haciendo las cosas mal, es por desconocimiento de cómo corresponde hacerlas’, remarca, al tiempo que agrega: ‘Nuestra Comisión se ocupa de esto también, tomamos contacto, lo explicamos tres, cuatro veces. Si después de eso el profesional no se adecúa a la norma, sí puede haber una sanción y va a actuar el Consejo Directivo’. 
Otra de las aristas que aborda la CPI es el instrusismo, la práctica ilegal de la profesión. Se trata de un tema sumamente complejo que pone en riesgo la salud de los pacientes, y es muy difícil controlar y erradicar. ‘No alcanza con la denuncia, también hay que identificar al infractor, probar que está haciendo algo ilegal, darle intervención al Ministerio’ subraya Nahuel Bustos. ‘También debemos concientizar a la gente, visibilizar que una prótesis barata realizada por alguien que no es profesional de la odontología puede causar daños severos a la salud’, advierte.

OBJETIVOS 2021 

Para el próximo año, en el marco de incertidumbre que plantea la pandemia, la CPI buscará profundizar el trabajo realizado, sumándole tareas de educación y capacitación con, por ejemplo, una charla abierta sobre publicidad y normas; no hacer foco en las sanciones, sino potenciar la educación y capacitación sobre el reglamento, los derechos y las obligaciones a la hora de publicitar. ‘La Comisión pretende avanzar sobre el tema intrusismo y seguir generando conciencia acerca de que mejorar la profesión odontológica es una tarea de todos’, cierra el responsable de la CPI.

Categorías:Profesionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s