Profesionales

El Presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas bonaerense compartió un mensaje de fin de año

/Difusión Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires/


Carta del Presidente del Consejo a los colegas de la Provincia

Con motivo de las tradicionales Fiestas de Fin de Año, compartimos las palabras escritas por el Presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia de Buenos Aires, Dr. Hugo R. Giménez.

Estimados colegas

Hace doce meses, cuando despedíamos el año 2019, estábamos muy lejos de imaginar que el que se avecinaba se convertiría en uno de los más complejos y difíciles que le tocaría vivir a la humanidad.

En marzo, cuando la OMS declara al coronavirus como pandemia y todos los gobiernos toman diversas medidas en consecuencia, comenzamos a transitar un cambio en la forma de encarar nuestras obligaciones cotidianas, en la manera de relacionarnos con la comunidad, producto de las diferentes restricciones que fueron surgiendo con el objeto de evitar la propagación del virus y el colapso del sistema sanitario.

Sin minimizar otras derivaciones, se ha producido una caída muy importante en la actividad económica en general. Seguramente, el impacto de esta situación ha sido mayor en las pequeñas unidades económicas, muchas de las cuales han quedado profundamente heridas, hasta el punto de ver peligrar su continuidad.

En este contexto, con las empresas intentando sobrevivir a la crisis y sumado a nuestra propia realidad también afectada por el complejo escenario, estuvimos trabajando los profesionales de ciencias económicas. Acompañando a nuestros comitentes, enfrentando los nuevos desafíos que la pandemia y el aislamiento nos ponían por delante. Cumpliendo con las tareas habituales más todas aquellas que se agregaron a partir de las medidas dictadas para paliar el retraso en el nivel de actividad general.

Sin dudas, hemos estado a la altura de las circunstancias. Resulta innecesario, en esta instancia, enumerar todo lo que hemos tenido que llevar a cabo en este período. Pero sí debemos destacar que tuvimos que enfrentar una importante cantidad de nuevas normas que se ponían en vigencia, con muy poco tiempo para su análisis e implementación y con serios problemas en los sistemas requeridos para su adecuado cumplimiento, lo que nos obligó a trabajar en horarios inéditos, sacrificando casi todos los derechos que nos caben en el desarrollo de una tarea digna.

Nunca fuimos considerados una actividad esencial, aun cuando de nuestra labor depende la vida de las empresas; fundamentalmente las Pymes. Por el contrario, en una expresión producto del desconocimiento de la importancia de nuestro accionar, fuimos catalogados como un gasto que se debe reducir, como si fuéramos nosotros los responsables del complejo entramado tributario argentino.

Pero recientemente, a partir de una RG de AFIP y en un contrasentido inexplicable, se pretende que seamos nosotros los que, violando el derecho y el deber constitucional del secreto profesional, informemos a la Administración cuestiones que tienen que ver con la planificación tributaria, induciendo a pensar que esta guarda relación con el delito de evasión fiscal.

Y así podríamos mencionar incontables situaciones que atentan contra el decoro y el respeto por la actividad de los profesionales de ciencias económicas.

En este estado de situación harto complejo, nuestras Instituciones han estado acompañando permanentemente a los matriculados. Se han tomado medidas acordes a la realidad: atendiendo a la caída en los ingresos del conjunto, poniendo en marcha mecanismos que garanticen el sostenimiento de la labor profesional, reforzando las actividades de capacitación con la metodología no presencial, constituyéndonos en el primer Consejo en facilitar que aquellos que obtuvieron su título de grado puedan comenzar a ejercer su profesión en nuestra Provincia mediante la matriculación a distancia. Y, también, haciéndole llegar a las autoridades los datos sobre la problemática generada a raíz de las medidas que se tomaron en el contexto descripto.

Probablemente, nuestro accionar pudo ser mejor. Pero el camino que emprendimos tiene como objetivo producir, entre todos, un marco lo menos complejo posible para los matriculados.
Esperemos que en el año que se inicia podamos, por un lado, lograr que las autoridades reflexionen acerca de la importancia de la actividad de los graduados en ciencias económicas, y, por otro, obtener el merecido reconocimiento en el contexto adecuado para el desarrollo de nuestra labor profesional. Es una tarea conjunta.

Mis deseos de ventura personal para todos y de que podamos transitar el 2021 con salud y con la fuerza necesaria para seguir adelante en el compromiso asumido al abrazar nuestras profesiones como forma de vida.

¡Muchas felicidades!

Dr. Hugo R. Giménez

Presidente

Categorías:Profesionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s