Universidad

La Facultad de Astronomía asistirá para determinar la existencia de fosas de detenidos-desaparecidos en Campo de Mayo

/Prensa UNLP/


La Facultad de Cs. Astronómicas y Geofísicas de la UNLP está asistiendo al Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en el análisis de información registrada en Campo de Mayo con tecnología LIDAR terrestre y fotografías aéreas. El objetivo es identificar zonas donde hayan existido movimientos de tierra en el pasado y restos de construcciones.

El Dr. Daniel Del Cogliano (segundo desde la izq.) junto a miembros del EAAF y de la empresa que realizó el vuelo.

Luis Fondebrider, Director del EAAF, dijo, “finalmente se va a decidir en qué lugares se van a hacer excavaciones”.

Se sobrevolaron las 5000 hectáreas del predio de Campo de Mayo. El proceso buscará establecer la existencia de enterramientos clandestinos de detenidos-desaparecidos dentro de Campo de Mayo, de acuerdo a la información brindada a través de los testimonios de sobrevivientes.

Los datos recolectados serán analizados por el EAAF, con la asistencia técnica de la Universidad Nacional de La Plata.

Un vuelo cargado de simbolismo, ciencia y tecnología
Por Per. Alejandra Sofía

Este lunes 18 de enero fue un día histórico para la Memoria y la Justicia. Pero también para una ciencia y tecnología que con sus hacedores, se involucra en temas que a priori parecieran eximirla. Un equipo especializado en tecnología LIDAR realizó un vuelo sobre Campo de Mayo que no fue un vuelo más. La Facultad de Cs. Astronómicas y Geofísicas y la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata, mucho tienen que ver en todo lo que derive de este vuelo, que a modo de contrapunto con los fatídicos Vuelos de la Muerte, permitirá reconstruir parte de lo allí sucedido durante la última dictadura cívico militar.

El avión, de la empresa privada Consular Consultores Argentinos S.A, partió de la Base Aérea de Morón, equipado con tecnología LIDAR de escaneo terrestre y cámara fotogramétrica, y sobrevoló las 5000 hectáreas de Campo de Mayo y la zona anexa conocida como “Plaza de Agua”.

La UNLP, con la dirección del Dr. Daniel Del Cogliano, tiene a su cargo la supervisión de toda la actividad y el análisis de la información relevada. “En un estado de avance del trabajo, considero indispensable sumar la mirada del EAAF que cuenta con datos complementarios y muchos años de actividad en la zona de estudio. También se incorporarán al análisis fotografías aéreas de años anteriores provistas por el EAAF. El trabajo de análisis de estos datos llevará meses”.

El Dr. Del Cogliano es Profesor en dos Facultades de la UNLP, la de Cs. Astronómicas y Geofísicas que le dio el título y lo tiene en su plantel docente y entre sus grupos de investigación, y la de Ingeniería. Además, dirige desde hace años la Maestría en Geomática, carrera que pertenece a ambas Facultades. Dialogamos con él acerca de este proyecto que, como anticipa, “nos acerca a problemas de alta sensibilidad social, haciendo uso de tecnología de última generación y nos permite trabajar con un grupo tan prestigioso como el EAAF”.

“Diría que el 18 de enero hicimos “el otro vuelo” -comentó el Dr. Del Cogliano-, fue todo lo contrario a aquellos vuelos de la muerte que partían de Campo de Mayo en los años de dictadura. Por eso hablar de un vuelo y vincularlo con ese lugar tiene un significado especial, impactante. Vamos a realizar un exhaustivo análisis del modelo digital de terreno que aportará el vuelo; para hallar características que puedan evidenciar la existencia de enteramientos o que permitan encontrar restos de alguna estructura que pueda dar algún indicio de lo ocurrido en esos años”.

El vuelo lo realizó la única empresa que tiene esa capacidad instrumental en el país y que ya ha trabajado con el equipo liderado por el Dr. Del Cogliano en el sitio arqueológico El Shincal de Quimivil en Londres, Catamarca.

El LIDAR es un sensor láser que emite cientos de miles de pulsos de luz por segundo y los distribuye mientras avanza el vuelo. Esos haces de luz se reflejan en la superficie de la tierra y son registrados a su regreso al instrumento. El resultado se traduce en un conjunto de puntos reflejados para los cuales es posible calcular sus coordenadas espaciales (Latitud, Longitud y Altura). “Lo que obtenemos, dijo el Dr. Del Cogliano, es una nube de millones de puntos donde podemos ver la vegetación, el terreno y cualquier objeto que haya reflejado los haces de luz láser. Luego comienza el proceso de filtrado de la información a través de distintos algoritmos para quedarnos con los elementos de mayor interés. En nuestro caso, buscaremos características particulares del terreno y la presencia de estructuras pertenecientes a viejas construcciones”.

La relación de la Facultad de Cs. Astronómicas y Geofísicas de la UNLP con el EAAF no es nueva. “En diciembre de 2015 y a pedido de Abuelas de Plaza de Mayo, realizamos el escaneo laser de la Comisaría 5ta de La Plata con un pequeño equipo que la UNLP había adquirido un año antes.

A partir de ese trabajo, personal del EAAF se puso en contacto con nosotros. También despertó particular interés el resultado obtenido con tecnología LIDAR terrestre desde avión, en el sitio arqueológico El Shincal de Quimivil, en Londres, Catamarca. Allí demostramos la capacidad de esta tecnología para detectar decenas de ruinas Incas de 10 o 20 cm de altura, que permanecían ocultas por la vegetación.

En julio de 2019 fui invitado a exponer en un “Encuentro Internacional sobre Nuevas Tecnologías de Búsqueda Forense” organizado por el EAAF en la Ciudad de México. Luego siguieron los contactos hasta que en noviembre de 2020 me llamaron para encarar este trabajo en Campo de Mayo”.

Las tareas concretas se iniciaron a principios de enero y el pasado 12, el Dr. Del Cogliano y otros integrantes de este proyecto, ingresaron por primera vez a Campo de Mayo.

Daniel Del Cogliano explica que para el uso de esta técnica es muy importante recorrer previamente el terreno, saber in situ las características de la vegetación, y analizar cuánto se podrá registrar. “Recorrimos gran parte de los sitios que tendremos que analizar, entre ellos “El Campito”. A la fecha, ya hemos realizado 3 ingresos para el reconocimiento de distintas zonas de interés y para la realización de mediciones GNSS de apoyo al vuelo”.

“El recorrido por Campo de Mayo muestra un típico y enorme destacamento militar, con lindos bosques y una pista aérea de casi 2 km de largo con su torre de control…pero hacerlo junto a gente del EAAF, que te va contando lo que allí sucedió, lo convierte en una experiencia muy movilizadora”.

El Dr. Del Cogliano agregó que estudiantes de la Facultad de Cs. Astronómicas y Geofísicas y de la de Ingeniería se han acercado muy interesados en colaborar con el proyecto y en abordar esta temática.
Por su parte el EAAF planteó hacer este tipo de análisis en otros ex centros de detención clandestinos del país.

El Dr. Daniel Del Cogliano en un relevamiento en Campo de Mayo.

Tecnología LIDAR

La tecnología “LIDAR” (un acrónimo del inglés Light Detection and Ranging o Laser Imaging Detection and Ranging) tiene un amplio espectro de aplicaciones y puede ser usada para estudios geológicos, geodésicos, geofísicos y arqueológicos, entre otros.

El Dr. Del Cogliano señaló, “el escaneo aéreo es una excelente alternativa para la detección de estructuras aún ocultas, por ejemplo, debajo de vegetación. Es la forma moderna que el mundo está utilizando cuando no basta la fotografía aérea. El haz láser del equipo se refleja en la copa de los árboles y también ingresa por los resquicios de la vegetación hasta alcanzar el terreno. Esto permite encontrar estructuras muy difíciles de ver a simple vista”.

La UNLP y otros trabajos vinculados con la Memoria y la Justicia

El Dr. Daniel Del Cogliano y equipo también trabajaron en relación a la Comisaría Quinta de La Plata (2015), a partir de un pedido de Abuelas de Plaza de Mayo. “El trabajo se desarrolló en el marco de un convenio con la UNLP. Relevamos la zona de calabozos y obtuvimos un modelo digital 3D muy completo y preciso de todas las instalaciones. La Comisaría Quinta de La Plata funcionó como Centro Clandestino de Detención entre los años 1976 y 1978, habiendo pasado por allí aproximadamente 200 víctimas del terrorismo de estado, detenidas-desaparecidas, de las cuales al menos diez se encontraban embarazadas y tres de ellas, dieron a luz dentro de ese lugar. Por eso, se trató de una experiencia muy fuerte y movilizadora para todos los integrantes de nuestro grupo de trabajo. El resultado es un modelo 3D que posibilita la preservación del patrimonio histórico y cultural, y sirve de base para analizar el espacio actual del edi¬licio frente a los testimonios de los sobrevivientes que pasaron por allí”.

La Mega Causa de Campo de Mayo ***

“No es que vamos a buscar cuerpos, sino que vamos a desarrollar una estrategia con nuevas tecnologías para peinar una cantidad importante de Campo de Mayo para luego sacar algunas conclusiones, e informar al juzgado que interviene -el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín- si existe la posibilidad de que se hayan producido esos enterramientos y seguir avanzando”, explicó a Télam el director del EAAF, Luis Fondebrider.

La Secretaría de Derechos Humanos precisó que el trabajo “consta de dos etapas: en primer término el análisis del terreno en la superficie de 10 hectáreas donde funcionó el Centro Clandestino El Campito, área que será afectada a la creación del Espacio de Memoria”.

“En una segunda instancia se relevará la totalidad de la unidad militar de Campo de Mayo, que involucra un terreno anexo que fue vendido en 1978 y que era conocido como Plaza de Agua”.

Marcelo Castillo, coordinador de la Unidad de Búsqueda del EAAF, está abocado desde el año 2005, al trabajo sobre Campo de Mayo, uno de los mayores campos de concentración de la dictadura, por donde se estima que pasaron 5000 detenidos-desaparecidos.
Con el objetivo de preservar el recuerdo colectivo del horror de la dictadura, el año pasado el presidente Alberto Fernández anunció la construcción del Sitio de Memoria “El Campito” en el espacio que ocupaba el ex Centro Clandestino de Detención.

La Megacausa de Campo de Mayo, que sigue el Tribunal Oral Federal 1 de San Martín, alcanza crímenes de lesa humanidad cometidos contra más de 323 víctimas alojadas entre 1976 y 1978 en el Centro Clandestino de detención y Exterminio Campo de Mayo y secuestradas en la Zona de Defensa IV.

Los jueces Daniel Omar Gutiérrez, Silvina Mayorga y Nada Flores Vega juzgan a 22 imputados, de los cuales trece no tienen condena previa y nueve ya han sido sentenciados por otros delitos.

La Asociación Abuelas de Plaza de Mayo querella contra 8 miembros del Ejército, la Policía Federal y la Gendarmería Nacional, por los crímenes cometidos en perjuicio de 46 víctimas, entre ellas 14 embarazadas, 9 padres de niñas y niños apropiados, y otros 23 casos vinculados.

*** (Fuente: TELAM).

Nota sobre tecnología LIDAR y el trabajo en el Shincal de Quimivil

Categorías:Universidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s