Profesionales

El Colegio de Odontólogos platense brindó una guía sobre cepillado dental

/Difusión Colegio de Odontólogos de la provincia de Buenos Aires distrito I/


El cepillado dental debe ser inculcado a los niños –y los adultos, por supuesto- como un hábito ineludible y determinante para la salud y bienestar general (no solo bucal). Cumplir con el cepillado, al menos dos veces al día, es una forma sencilla y esencial destinada a prevenir enfermedades bucales. 

Cepillado dental

¿CUÁNTO Y CUÁNDO ME CEPILLO? Desde la Comisión de Prevención y Promoción del COPBA1 recomiendan cepillarse después de cada comida o, al menos, dos veces al día. Cada cepillado debe durar al menos 2 minutos, tiempo suficiente para abarcar todos los dientes y todas sus caras (adentro, afuera, arriba, adelante y atrás), con movimientos suaves que aseguren el barrido de las bacterias y la lengua. Además indican que, si bien cada cepillado es importante, lo es más después de la última comida ya que en la noche la cantidad de saliva disminuye y no protege los dientes tan efectivamente como en el día. 

¿CÓMO? Colocar el cepillo inclinado, unos 45° entre diente y encía, realizar movimientos de barrido y tratar que las cerdas del cepillo limpien la unión entre diente y encía. Hacerlo abarcando de a dos o tres dientes, pasando por cada cara de los mismos. Para limpiar las partes internas de los dientes delanteros, colocar el cepillo de manera vertical.

¿QUÉ CEPILLO SE RECOMIENDA? ¿CON CUÁNTA PASTA? El cepillo debe tener puntas redondeadas y cabezal pequeño o mediano. También es fundamental que sea de cerdas suaves ya que la encía es un tejido blando que debe ser tratado suavemente, con movimientos delicados como si fueran masajes.

Si se aplica una correcta técnica de higiene, los dientes estarán bien cepillados aunque no se use pasta. La misma debe emplearse en proporciones y cantidades adecuadas: menores de 3 años, una cantidad similar a medio grano de arroz (basta con solo manchar el cepillo); de 3 a 6 años, como un grano de arroz; mayores de 6 años, del tamaño de un garbanzo. 

En el caso de los más chicos, la limpieza y el cepillado deben comenzar cuando aparezcan los primeros dientes. A su vez, el proceso de cepillado de un niño debe ser supervisado por un adulto, utilizando pasta específica para niños.

USO DE HILO DENTAL. Una buena higiene se complementa con el uso de hilo dental o cepillos interdentales. Se  recomienda usarlo antes del cepillado nocturno. Esta práctica ayuda a eliminar la placa bacteriana de lugares a los que no llega el cepillo. 

¿CÓMO USAR EL HILO? Cortar un trozo de hilo de 50cm aproximados y enrollarlo en los dedos medios de ambas manos. Con dejar 2 o 3 cm de hilo para pasar entre los dientes es suficiente.  Luego hay que introducir el hilo entre dos dientes y deslizar suavemente hacia arriba y hacia abajo, frotándolo contra ambos lados de cada pieza dental. Es importante no deslizar el hilo por las encías porque puede lastimarlas. Cuando el hilo llega a las encías hay que curvarlo en la base del diente -formando C- para ingresar en el espacio entre las encías y el diente. Hay que repetir esta secuencia con cada diente, utilizando cada vez hilo dental limpio.

Para más información, podés consultar la Guía para la Familia – Salud Bucal.

Categorías:Profesionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s