Gestión Pública

“Videojuegos e industria del conocimiento: aprovechar oportunidades para reducir el desempleo juvenil”, un informe de Walter Martello

/Con video: prensa Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto/


Hace 13 años, los responsables de tres revistas especializadas se pusieron de acuerdo para instalar el concepto -a nivel global- de que los videojuegos son “obras culturales”. Así surgió la idea de celebrar el Día Mundial del Gamer, estableciéndose el 29 de agosto.

El entorno digital promueve el derecho a la cultura, el ocio y el juego, que es esencial para el bienestar y desarrollo. No nos cabe la menor duda de que a participación en la vida cultural en línea contribuye a la creatividad, la identidad, la cohesión social y la diversidad.

A quienes formamos parte del Estado, esta jornada nos debe servir para reflexionar y actuar en consecuencia. Es clave entender que los videojuegos atraviesan trasversalmente a la sociedad y no podemos abordar el fenómeno del gaming con parámetros de otra época. Hay que encontrar un equilibrio, entre lo que significa promover un consumo responsable por parte de niñas, niños y adolescentes, y al mismo tiempo no dejar pasar el tren de oportunidades de la industria del software (más del 40% está vinculado al gaming) en cuanto a generación de empleo y crecimiento económico.

A fin de crear oportunidades para hacer efectivos los derechos de los/as jóvenes se requieren una amplia gama de medidas legislativas, administrativas y de otra índole, incluidas medidas preventivas.

Jóvenes y mercado laboral

Parte fundamental del análisis es partir de la base de que el desempleo juvenil, en la Argentina, crece de forma ininterrumpida desde hace 14 años. Y no son muchas las actividades económicas que exportan con valor agregado y generan puestos de trabajo genuinos a gran escala.

Actualmente, en nuestro país, la tasa de desempleo de jóvenes duplica a la de la población adulta y es una de las más altas de Latinoamérica. Tamaña problemática requiere la adopción de políticas públicas innovadoras, acordes a lo que implica un mundo globalizado y el impacto constante de las tecnologías de la información y la comunicación en el mercado laboral.

Ahora bien, en un país que tiene un desempleo juvenil de dos dígitos, nos encontramos con la paradoja de que la industria del software no puede satisfacer su demanda de empleo. Los referentes de esta industria hablan de al menos 15 mil puestos de trabajo disponibles, sin cubrir, con haberes muy por encima de la media salarial en la Argentina.
Otro dato a tener en cuenta es que en 2020, en plena pandemia, las ventas de productos y servicios asociados al gaming se incrementaron en un 40% respecto al año anterior. Y se estima que indicadores similares de crecimiento se registrarán en 2021.

Participación bonaerense

Según datos de la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos Argentinos, una parte importante de la industria del videojuego se encuentra en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (36%). Le siguen las provincias de Mendoza (24%), Córdoba (16%), Santa Fe (10%) y Buenos Aires (7%).

En este contexto, resulta clave que la provincia de Buenos Aires pueda aumentar su participación en el crecimiento y desarrollo sostenido de la industria del gaming. Por un lado, se requieren inversiones públicas y privadas que faciliten el acceso de los usuarios a conexiones a internet de calidad. Pero también necesitamos un marco normativo que acompañe el proceso y brinde las herramientas necesarias.

Una iniciativa que busca ese objetivo es la adhesión de la Provincia a la Ley Nacional de Promoción de la Economía del conocimiento que establece una serie de incentivos impositivos. La norma nacional, sancionada en 2020, plantea un ambicioso objetivo: crear 500 mil puestos de trabajo por año y generar condiciones para que nuestro país pueda exportar productos y servicios informáticos por cerca de 10.000 millones de dólares en igual periodo.

El proyecto de adhesión a este régimen viene avanzado. Figura en el orden del día de la Comisión de Ciencia y Técnica de la Cámara de diputados bonaerense y se espera un informe del Poder Ejecutivos para darle despacho favorable.

Otro desafío que no debemos perder de vista es que seguir avanzando en la articulación entre el sistema educativo bonaerense, las universidades, y la industria para brindar más y mejores herramientas de capacitación y formación.

Prevención

No debemos descuidar la importancia de promover en niñas, niños y adolescentes un consumo responsable y cuidado de cara a la pospandemia. En ese sentido, desde el Observatorio de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de la Defensoría del Pueblo el año pasado desarrollamos una guía que incluye una serie de tips para mejorar la seguridad y la privacidad, en momentos de proliferación de los ciberdelitos.

La herramienta desarrollada por el Observatorio adapta distintas estrategias internacionales, entre ellas el programa “Pantallas Amigables” de España, que hacen foco en la denominada “descalada digital”. Así se denomina al proceso de transición hacía un mayor estado de bienestar que producto de una reducción progresiva de la excesiva exposición a las pantallas.

Acceder a la guía sobre Uso Responsable de Videojuegos

Categorías:Gestión Pública

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s