Gestión Pública

31 años del crimen de María Soledad: Walter Martello abordó la problemática de la sumisión química con investigadores de la Universitat de València

/Difusión Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires/


Se cumplieron 31 años del asesinato de María Soledad Morales, considerado como el primer caso notorio de sumisión química (SQ) y sumisión sexual en la Argentina.

Este crimen y sus implicancias se pusieron como ejemplo durante la reunión virtual que mantuvo el Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia de Buenos Aires, Walter Martello, con Investigadores de la Universitat de València (UV).

En el encuentro participaron investigadores de distintas disciplinas que forman parte del proyecto NOSUM, quienes vienen desplegando una serie de acciones vinculadas a la prevención de la SQ como el desarrollo de un kit que permite la detección de GHB. Se trata de un compuesto, conocido como éxtasis líquido, que es incoloro, inodoro y de sabor ligeramente salado que cuando es ingerido anula la voluntad de la persona.

La investigación patentada por la UV aporta como novedad la seguridad en la detección de esta sustancia en combinados de bebidas alcohólicas y refrescos. Martello, quien tiene a su cargo el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría, dialogó con las y los científicos, describió el impacto de la problemática de la Sumisión Química en la Argentina y se interiorizó sobre los avances del proyecto realizado por la UV.

Los investigadores presentes fueron Pablo Gaviña Costero, Salvador Gil Grau, Empar Vengut Climent, Ana Costero, Margarita Parra Alvarez y Carolina Moreno Castro.

Las recomendaciones de políticas públicas elaboradas por la Defensoría incluyen la perspectiva de género, teniendo en cuenta que, precisamente, son las mujeres quienes tienen mucho más riesgo de ser las víctimas. Algunas de las propuestas son:

  • Informar y capacitar adecuadamente al personal judicial, policial, médico y forense sobre las características de la sumisión química.
  • Diseñar e implementar un protocolo de actuación homogéneo y normalizado de tratamiento de posibles víctimas de sumisión química, que evite la revictimización, y permita una rápida recolección de muestras a efectos de constituir prueba legal. * Cuando finalice la pandemia, comprometer a los lugares de ocio y nocturnidad (discotecas, bares, paradores de playa, etc.) a detectar y salvaguardar a potenciales víctimas de sumisión química.

    Acceder a la guía informativa sobre Sumisión Química elaborada por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos

Categorías:Gestión Pública

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s