Universidad

La Cátedra Libre de Hidráulica Comunitaria realizó un encuentro en el barrio El Retiro

/Prensa Facultad de Ingeniería UNLP/


Futuros ingenieros hidráulicos bajo la mirada de los vecinos

Estudiar las problemáticas de saneamiento hídrico e inundaciones, recorrer los barrios, elaborar trabajos y dejarse evaluar por los vecinos para tener una mirada más integral. Con este concepto se llevó adelante la Actividad de Formación Complementaria (AFC) “Aspectos sociales y comunitarios en los estudios de ingeniería hidráulica urbana”, una iniciativa de la Cátedra Libre de Hidráulica Comunitaria de la Facultad de Ingeniería de la UNLP, en el barrio platense El Retiro.

La propuesta tuvo la particularidad de volver a reunir a los estudiantes en el aula, retomar el contacto presencial, luego del impasse que representó la pandemia. En las clases los docentes de la cátedra desarrollaron una introducción teórica en base a fotografías de diversas características que representan condiciones de vulnerabilidad social en los territorios como pozos negros, redes de agua informales, ausencia de cloacas, zanjas, calles de tierra y microbasurales, que deben ser tenidos en cuenta en la elaboración de un proyecto de saneamiento hídrico.

“En la cátedra libre, que se enmarca dentro de la Unidad de Investigación, Desarrollo, Extensión y Transferencia (UIDET) en Hidrología, nos parece muy importante que los estudiantes asocien los territorios a los proyectos, que no haya una disociación entre lo que van a diseñar el día de mañana y los destinatarios de esos proyectos, que es la gente”, manifestó el ingeniero Enrique Angheben, coordinador de la AFC junto a la futura ingeniera Stefanía Valinoti.

Como herramienta novedosa se implementó la construcción de mapas colectivos donde los alumnos debían dejar asentados los problemas de saneamiento hídrico detectados en El Retiro. Para ello los estudiantes y docentes mantuvieron un encuentro con referentes del barrio en el Club Corazones de El Retiro, ubicado en calle 160 entre 49 y 50, y después salieron a caminar en grupos de alumnos por la zona. Durante la recorrida hablaron con vecinos, identificaron problemáticas y sacaron fotografías del territorio. El material quedó representado en mapas con íconos dibujados por ellos mismos.

A la semana siguiente, en el club, los trabajos fueron presentados por los grupos a los vecinos, quienes realizaron una devolución destacando los aspectos particulares observados por cada uno de ellos. “Les pedimos a la gente del barrio que cambiaran el rol de destinatarios a docentes, que ellos evaluaran nuestro trabajo y el intercambio fue muy bueno”, aseguró Angheben.

Participaron el presidente del club, Carlos Viglietti; y los referentes barriales Néstor Tozonotti y Daniel Tovio, quien además es profesor en el Departamento de Mecánica de la Facultad de Ingeniería.

“Desde el punto de vista didáctico el barrio tiene de todo para recorrerlo. Posee zonas altas y bajas, un arroyo que lo atraviesa por la mitad, una laguna, un centro comunitario, un club. Tiene agua potable, pero no cuenta con cloacas. La vulnerabilidad se observa desde la avenida 44 hacia la calle 52. En la 44 hay calles pavimentadas, veredas y hacia la 52 hay asentamientos en la vía abandonada. Pero como esa parte es más alta los deshechos y efluentes van hacia el arroyo”, describió el ingeniero.

En los últimos años el barrio se inundó en dos oportunidades, la primera fue en 2013 con el desborde del arroyo y posteriormente en 2019. En ese sentido, Valinoti añadió que en el encuentro vecinos y estudiantes identificaron en los mapas, entre otros aspectos, el grado de vulnerabilidad de las viviendas en relación a su cercanía con el arroyo y la importancia de la gestión del riesgo hídrico para abordar esta problemática.

La coordinadora de la AFC destacó la participación de un grupo de vecinas que ubicaron sus casas en los mapas, realizaron preguntas a los estudiantes y aportaron sus puntos de vista.

Para los coordinadores el resultado de la actividad fue muy positivo y destacaron el interés de los estudiantes. “El desafío de la cátedra también es encontrar propuestas que entusiasmen a los alumnos, que los saque de la rutina del aula, y con este tipo de actividades se prenden”, afirmaron.

Junto a Angheben y Valinoti participaron los docentes Sofía Montalvo, Francisco Villalonga, Adelina Maistruarena, Guadalupe Jaca Pozzi y Martín Hansen.

Categorías:Universidad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s