Universidad

La UNLP enfoca su agenda en las problemáticas ambientales

/Difusión UNLP/


La titular de la nueva Secretaría de Ambiente y Conservación de Recursos Naturales de la UNLP, Dra. Nora Gómez, reflexiona sobre las problemáticas que aquejan a la región y el mundo.

Por Nora Gómez

La destrucción del hábitat, la desforestación, la contaminación, la sobreexplotación de recursos naturales y la pérdida de biodiversidad junto con la introducción de especies exóticas son reconocidos como los principales problemas que afectan el ambiente a nivel mundial. Todos ellos inmersos en los distintos escenarios de cambio climático, a los cuales contribuyen con sus efectos negativos.

Argentina no escapa a las problemáticas que aquejan al ambiente a nivel mundial, pero algunas pueden reconocerse como más enfáticas en alterar el equilibrio ambiental y, consecuentemente, la pérdida de beneficios ecosistémicos.

El avance de las fronteras agropecuarias y de las urbanizaciones sin una planificación adecuada, con todas sus implicancias (pérdida de biodiversidad, contaminación del agua, el suelo y el aire, etc.) juntamente con la sobreexplotación de los recursos naturales ocupan un lugar a destacar dentro del estado ambiental de Argentina. Estos hacen peligrar la conservación de los recursos naturales ya que inducen a la pérdida de funciones ecosistémicas fundamentales, como las involucradas en la regulación del clima, la mitigación de inundaciones y sequias, la captura de CO2, entre otras.

Nuestra región está expuesta a una seria de problemáticas ambientales, entre ellas se puede mencionar el avance de las urbanizaciones (no planificadas) y de las prácticas agrícolas sobre zonas de humedales y espacios verdes. A esto se suma la contaminación bajo sus distintas formas (líquida, sólida y gaseosa) que muchas veces suele estar acompañada por el uso ineficiente de la energía.

La emisión de gases de efecto invernadero producto de las actividades humanas, como por ejemplo la combustión de combustibles fósiles empleada por el tránsito vehicular y los incendios intencionales, son algunos de los problemas que comprometen la calidad del aire y que contribuyen al calentamiento de la atmósfera. A esto se suma la gestión inadecuada o poco eficiente de la “basura”, particularmente la de tipo plástica. Esta última es preocupante debido a su tiempo prolongado de permanencia en el medio y sus consecuencias perniciosas sobre el ambiente.

Por otra parte, la sobreexplotación de los recursos naturales lleva a la pérdida de la calidad y cantidad poniendo en riesgo funciones ecosistémicas, como por ejemplo en el caso de los sistemas acuáticos la pérdida de los procesos de autodepuración que brindan los propios cuerpos de agua.

A esta breve reseña de las principales problemáticas regionales debemos sumar la merma constante de biodiversidad. Esta nos pone en alerta sobre el daño ambiental, ya que es un síntoma que nos indica como se deteriora la “salud de los ecosistemas”.

De todo lo mencionado anteriormente se desprende la importancia de la creación de una Secretaría de Ambiente y Conservación de Recursos Naturales, en la Universidad Nacional de La Plata.

Los principales ejes de la Secretaría consisten en comprender las problemáticas ambientales desde el paradigma de la complejidad, con énfasis en nuestro territorio, y conocer alternativas de gestión sustentable.

Esta nueva área en el ámbito de la UNLP pretende focalizarse principalmente en acciones vinculadas a la educación y sensibilización ambiental, reconociendo que para mejorar el estado del ambiente la educación es un pilar fundamental.

En este contexto la UNLP tiene un extraordinario potencial para estimular la participación activa y efectiva del cuidado del ambiente, apoyando actividades que favorezcan el desarrollo sostenible. Para ello es primordial que la universidad en su conjunto -estudiantes, docentes y nodocentes- sea un ejemplo en el cuidado del ambiente y un referente institucional para la sociedad de las acciones que conduzcan a la educación y preservación de este. Nuestro objetivo es realizar un trabajo interno poniendo en acción las buenas prácticas ambientales.  

Por otra parte, es reconocido el interés de distintos ámbitos de la UNLP ante el desafío que presentan los diversos problemas ambientales en las escalas locales, regionales y mundiales. Los temas para trabajar estarán vinculados a comprender las principales problemáticas ambientales con énfasis en nuestro territorio local. Entre ellas se encuentran el cambio climático, la pérdida de la biodiversidad, la destrucción de humedales, la deforestación, la contaminación, la destrucción del hábitat, entre otras, promoviendo en tal sentido estudios tendientes a solucionar o mitigar estas problemáticas.

También figura entre nuestros propósitos propiciar alternativas de gestión sostenible como la economía circular, agroecología y energías alternativas. Se promoverán investigaciones sobre los principales problemas ambientales locales, dotando a esas investigaciones de los medios de extensión y comunicación para llegar al ciudadano, y que constituyan un ejemplo a ser impartido desde la comunidad educativa a la sociedad.

La vasta experiencia de la UNLP en investigación científica permitirá la articulación con los gobiernos a nivel local, provincial y nacional para exponer y difundir lineamientos para la sustentabilidad. En tal sentido se pretende contribuir a mejorar las políticas públicas, promoviendo el uso racional de los recursos naturales, el mantenimiento del equilibrio de los sistemas ecológicos, la conservación de la diversidad biológica y mejorar la relación sociedad-naturaleza.

Categorías:Universidad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s