Profesionales

La viruela del mono: emergencia de salud pública internacional

/Difusión Federación Bioquímica de la Provincia de Buenos Aires – FABA Informa /


Así lo ha declarado la OMS otorgándole carácter preocupante

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha declarado el pasado 23 de julio que la viruela del mono es una emergencia de salud pública de carácter preocupante a nivel internacional.

A pesar de las consideraciones del grupo de expertos de la agencia de la ONU, encargado de evaluar la crisis, que todavía no ha alcanzado un consenso sobre esta cuestión, el jefe de la OMS ha decidido realizar esta declaración tras entender que el brote cumple con todos los requisitos necesarios para ello.

«Tenemos un brote que se ha propagado por todo el mundo rápidamente, a través de nuevos modos de transmisión, sobre los cuales sabemos muy poco y que cumple con los criterios del Reglamento Sanitario Internacional», ha explicado el jefe de la OMS en rueda de prensa este sábado.

Ghebreyesus ha asegurado además que, en términos generales, «la evaluación de la OMS es que el riesgo de la viruela del mono es moderado a nivel mundial y en todas las regiones, excepto en la región europea, donde evaluamos el riesgo como alto».

En su comparecencia, además, Ghebreyesus ha proporcionado las últimas cifras de contagios. Entre el 1 de enero y el 20 de julio de 2022, se notificaron a la OMS 14.533 casos probables y confirmados por laboratorio (incluidas 3 muertes en Nigeria y 2 en la República Centroafricana) de 72 países de todo el mundo.

Ante esta situación, el jefe de la OMS ha llamado a la calma y recomendado a los países que sigan el protocolo de contención establecido para esta clase de emergencias. «Con las herramientas que tenemos ahora, podemos detener la transmisión y controlar este brote», ha manifestado.

Asimismo, sostuvo que «de momento, se trata de un brote que se concentra entre hombres que mantienen relaciones homosexuales, en especial con compañeros múltiples», aunque recordó que «el estigma y la discriminación son tan peligrosos como cualquier virus».

«Además de nuestras recomendaciones a los países, también hago un llamado a las organizaciones de la sociedad civil, incluidas aquellas con experiencia en el trabajo con personas que viven con el VIH, para que trabajen con nosotros en la lucha contra el estigma y la discriminación», ha declarado.

Precisamente este estigma era uno de los motivos por los que algunos miembros del comité investigador de la OMS no eran partidarios de hacer esta declaración, junto a otros factores como la baja gravedad de la epidemia o la posibilidad de que un nuevo grito de alarma «aumente de manera innecesaria o artificial la percepción del riesgo de la enfermedad».

Sin embargo, la valoración de la comisión era solo uno de los cinco factores tenidos en cuenta por el jefe de la OMS, junto a la velocidad de propagación o las mencionadas regulaciones sanitarias internacionales, a la hora de dar finalmente la alerta, tal y como ha recordado el propio Ghebreyesus.

Vacunas y tratamientos

La viruela del mono es causada por un virus de la misma familia de la viruela, aunque es mucho menos grave y los expertos señalan que sus posibilidades de infección son bajas.

Hasta ahora, los esfuerzos para contener la propagación de la enfermedad se han centrado en el aislamiento y tratamiento de los casos y en el rastreo de contactos.

No existen tratamientos ni vacunas específicas para las infecciones por el virus de la viruela del mono. Pero debido a que los virus de la viruela del mono y el de la viruela son genéticamente similares, varios países están usando medicamentos antivirales y vacunas que fueron desarrolladas para proteger contra la viruela.

Como indican los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) de EE.UU., «cuando se administran apropiadamente antes o después de una exposición reciente (al virus), las vacunas pueden ser herramientas efectivas para proteger a la gente contra la enfermedad por viruela del mono».

En Estados Unidos, Reino Unido, Europa y otros países se ha aprobado el uso de la vacuna JYNNEOS (también conocida como Imvamune o Imvanex), contra la infección de viruela del mono.

Vacuna Imvanex

Se trata de una vacuna desarrollada para la protección frente a la viruela en mayores de 18 años.

Esta vacuna contiene una forma viva modificada del virus de la viruela denominado vaccinia Ankara modificado (MVA).

En Estados Unidos también se ha aprobado el uso de otra vacuna para la viruela del mono, la ACAM2000, una vacuna de «segunda generación» desarrollada para la viruela. Pero ésta, dicen los CDC, no debe usarse en personas que tienen algunos trastornos de salud, como un sistema inmunitario debilitado, afecciones de la piel como dermatitis atópica/eccema o embarazo.

Los CDC subrayan, sin embargo, que «aún no hay datos disponibles sobre la eficacia de estas dos vacunas en el brote actual» de viruela del mono.

Actualmente, sin embargo, hay un abastecimiento limitado de JYNNEOS y en varios países sólo se está ofreciendo a algunos contactos cercanos de alto riesgo de personas infectadas.

La OMS señala que algunas personas que recibieron vacunas contra la viruela pueden tener también ciertos niveles de inmunidad, aunque en muchos países esta vacunación se suspendió hace casi 40 años cuando la enfermedad se consideró erradicada.

Tratamientos

Tampoco existen tratamientos específicos para las infecciones por el virus de la viruela del mono. El Servicio Nacional de Salud (NHS) de Reino Unido indica que «la enfermedad es usualmente leve y la mayoría de los infectados se recuperan en unas pocas semanas sin tratamiento».

El antiviral tecovirimat se está usando como tratamiento para la viruela del mono.

Aun así, puede haber casos más severos que requieran hospitalización. Y el riesgo puede ser mayor para ancianos, niños pequeños y personas que están tomando medicamentos que afecten su sistema inmune.

Para los casos que requieran tratamiento, los CDC indican que, igual que ocurre con las vacunas, los medicamentos antivirales desarrollados para proteger contra la viruela pueden usarse para prevenir y tratar las infecciones por el virus de la viruela del mono.

«Los antivirales, como el tecovirimat (TPOXX), se pueden recomendar para las personas que tienen más probabilidades de enfermarse gravemente, como los pacientes con sistemas inmunitarios debilitados», indican los CDC.

Y agregan que «si tienes síntomas de viruela del mono, debes hablar con tu proveedor de atención médica, incluso si no crees que hayas tenido contacto con alguien que tenga la viruela del mono».

Categorías:Profesionales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s