Universidad

Avanza el plan de la UNLP para replicar su fábrica de alimentos en otras universidades del país

/Difusión UNLP/


El vicepresidente de la Universidad Nacional de La Plata, Fernando Tauber, recorrió este mediodía junto al rector de la Universidad Nacional de Avellaneda, Jorge Calzoni, las fábricas del Polo Productivo Social de la casa de estudios platense. La visita del funcionario se enmarca en la iniciativa de la UNLP de replicar estos modelos productivos en distintas instituciones de educación superior de todo el país.

Los funcionarios visitaron el predio del Polo Productivo Social, donde funcionan la Planta de Alimentos Deshidratados y el Centro de la Madera de la Universidad Nacional de La Plata. También participaron de la actividad el Jefe de Gabinete de la UNLP, Carlos Giordano, el secretario de Producción, Daniel Tobio, y representantes de diferentes cooperativas del gran Buenos Aires interesadas en los alcances del proyecto.

El encuentro incluyó un intercambio en torno a la importancia de profundizar la articulación entre las distintas universidades nacionales para reproducir estas iniciativas productivas. La propuesta impulsada por la UNLP apunta a que nuevas instituciones de educación superior adopten el modelo de fábricas productivas como un aporte al Estado Nacional para la implementación de políticas públicas orientadas al bienestar social.

Durante la recorrida, los funcionarios pudieron analizar el funcionamiento de la Planta de Alimentos para la Integración Social (PAIS), que utiliza maquinaria de industria nacional para el procesamiento de la verdura fresca. Allí vieron cómo operan los equipos que pelan, cortan y cubetean las hortalizas, para pasar luego a las enfriadoras, el deshidratador de vegetales, las áreas de envasado y depósitos.

Actualmente, la fábrica en pleno funcionamiento tiene capacidad para producir 150 mil raciones diarias de diferentes variedades de guisos deshidratados para ser distribuidos con fines sociales y beneficiar así a decenas de miles de familias en situación de emergencia alimentaria.

Tauber destacó la trascendencia de este predio, al que se refirió como “un espacio de la Universidad Pública, de nuestra UNLP, que impulsa a la industria regional, con la participación de productores locales y con un claro sentido social de atender las demandas de los sectores más postergados”.

Esta iniciativa es “un verdadero ejemplo de soberanía alimentaria, desarrollo productivo y compromiso social; acá la Universidad pone el conocimiento, la infraestructura y la tecnología al servicio del pueblo y esto se transforma una política fundamental para disminuir la inseguridad alimentaria y mejorar la calidad de vida de los sectores más vulnerables”, remarcó el vicepresidente.

Con iniciativas de esta envergadura, la Universidad Pública pone en marcha proyectos productivos de enorme trascendencia social. Así, sienta las bases de un modelo de universidad comprometida, que no sólo reconoce las demandas de la comunidad, sino que se adelanta a las políticas públicas. Esto se traduce en hechos concretos como ofrecer alimentos y viviendas para los sectores más vulnerables.

En este sentido, Tauber destacó que la idea es transferir toda la experiencia, los planos, los aprendizajes sobre las habilitaciones de las maquinarias, los protocolos y todo lo necesario para que se construyan en las Universidades fábricas de alimentos deshidratados, apuntadas a la lucha contra el hambre. Queremos que entre todos armemos una masa crítica que haga un aporte muy significativo en todo el país.

Por su parte, el rector de Avellaneda reconoció su entusiasmo de poder concretar vínculos con esta universidad con tanta historia y tanta experiencia, y agradeció “el aporte que nos brindan en diferentes áreas de mutuo interés, especialmente en aquellas relacionadas a la divulgación científica, la enseñanza, y la producción de alimentos como estrategia de contención social”.

La recorrida no sólo tuvo la finalidad de observar cuestiones técnicas, sino “analizar todos los alcances de lo que significa una Universidad produciendo alimentos, y formando parte de una agenda para dar soluciones a una dolorosa realidad para los argentinos que no sólo es la pobreza, sino la condición más extrema que es la del hambre”, señaló Tauber.

En esta misma dirección, ya se concretaron diferentes reuniones y conversaciones con rectores y autoridades de la Universidad Nacional de Mar del Plata, de la Universidad Nacional de Hurlingham, y de la UBA.

Cabe recordar que la planta PAIS se construyó e inició sus operaciones en el año 2020, durante la gestión del entonces presidente Fernando Tauber.  Desde que se comenzó a idear este proyecto “el objetivo fue poner la producción a disposición de los estados municipal, provincial y nacional, para cubrir las necesidades de los sectores vulnerables en el marco de los diferentes programas oficiales de asistencia social”, recordó el vicepresidente de la UNLP.

La comitiva también visitó el Centro de Capacitación, Transferencia de Tecnología, Producción y Servicios de la Madera, donde recorrieron el aserradero, los talleres de carpintería y se interiorizaron sobre las diferentes líneas de producción. Allí estuvo presente también el vicedecano de la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales, Gabriel Keil.

El Centro produce hoy muebles de todo tipo; la denominada “Solución Habitacional de Emergencia”, un módulo ideado y construido como un aporte para paliar el déficit de vivienda que padecen los sectores más postergados. También cuenta con capacidad para producir casas de estilo canadiense aptas para su incorporación a las líneas del Plan Procrear.

“Nuestra prédica no sólo es la producción de alimentos con valor agregado de conocimientos, sino que es la producción de viviendas, medicamentos y en esa línea avanzamos sin pausa en las fábricas de vacunas y de celdas y baterías de litio que tiene la misión de promover una industria nacional pública y privada que utilice el conocimiento como base para llegar con la mayor calidad posible y el menor costo a abastecer la mayor cantidad de necesidades”, señaló Tauber.

Cabe destacar que estas plantas productivas sociales de la UNLP funcionan además como verdaderas fábricas escuela experimentales donde desarrollan actividades académicas y realizan horas prácticas educativas estudiantes de diferentes carreras y de la Escuela de Oficios de la UNLP.

Categorías:Universidad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s