Profesionales

El Consejo de Ciencias Informáticas analizó el panorama laboral de los profesionales del sector

/Difusión Consejo Profesional de Cs. Informáticas de la Provincia de Buenos Aires/


Compartimos un interesante panorama sobre el capital humano TIC en Argentina, que comienza en el año 2002 y termina en nuestros días. Así surge de un completo informe que vamos a ir presentando sobre Investigación y análisis realizados por Prince Consulting para CPCIBA.

13491770785c92476a73eb0-2019-03-20-11-00-10

En el año 2002, luego de la fuerte crisis y devaluación del peso, como una externalidad positiva se abrió una ventana de oportunidad para la exportación de software y servicios informáticos desde Argentina a otros países tales como España, Estados Unidos y otros de la Región LAC. Algunas grandes empresas multinacionales radicaron incluso sus centros de soporte o desarrollo regional en el país. Este efecto, sumado a la creciente adopción y criticidad del recurso TIC por parte de empresas de todo tamaño y rubro, e incluso individuos y hogares hizo crecer fuertemente la demanda de CH TIC.

La oferta o el sistema de formación y capacitación de los recursos humanos TIC demostró ser muy poco elástica y flexible. Las vocaciones por las carreras tecnológicas no crecieron acorde las necesidades, el ingreso se mantuvo casi estable y la duración de las carreras, estimada en 8 o más en promedio para los niveles universitarios sumado a la baja relación entre ingresantes y egresados (12 al 20% dependiendo de la Universidad y título) empeoró este escenario. Fueron años de alta rotación, sueldos crecientes y competencia salvaje por los recursos humanos TIC.

En el año 2007 el faltante de personal calificado TIC alcanzó su pico con una demanda insatisfecha de más de doce mil puestos. Polos tecnológicos, Cámaras y asociaciones especializadas, organismos de gobiernos de varios niveles en diversas provincias, empresas particulares, ONGs y Universidades trataron de paliar este fenómeno creando cursos y programas de capacitación TIC así como difundiendo y promoviendo los beneficios y oportunidades de capacitarse en este tema.

El desmejoramiento posterior de la situación macroeconómica, el tipo de cambio, afectó a este proceso reduciendo estos faltantes a pesar del uso creciente de las nuevas tecnologías y el desarrollo de internet. La oferta especializada del CH TIC comenzó a crecer aunque lentamente, pero la demanda se desaceleró, haciéndose casi estacionaria en los últimos 2 años.

Los principales problemas del capital humano TIC en el país, siguen siendo principalmente la falta de interés vocacional y el abandono de la carrera por partes de los estudiantes antes de conseguir su título, ya que optan por la elección de un trabajo antes que terminar los estudios. Esta situación genera un círculo vicioso, debido a que las empresas contratan cada vez más estudiantes por la falta de profesionales, lo que produce que muchos de ellos deban dejar los estudios.

El total del Capital Humano TIC en Argentina alcanzó en el 2017 a los 422.000 puestos ocupados y se estima que para fin del año en curso será de 433.000 mil posiciones, lo que representa un 2,1 % de la PEA estimada por el Banco Mundial (19,9 millones). Tomando en cuenta que esta relación en los países del primer mundo es aproximadamente del doble, está claro que hay lugar para crecer en el desarrollo de puestos y Capital Humano TIC. Considerando que hace una década (en el trienio 2007-9) esta relación en Argentina era del 1,5% en Argentina, debe destacarse como auspicioso el crecimiento logrado.

En el siguiente cuadro puede verse la evolución del CH TIC y del empleo en Argentina. Se desagregan aquellos puestos de Software y Servicios Infomáticos (programadores, desarrolladores, etc) separados del resto de profesiones TIC, es decir ingenierías electrónicas, en comunicaciones, exactas y otras carreras (llamadas STEM science, technology, engineering and mathematics en inglés).

De este total de 433.000 personas, un 48% se desempeña en funciones TIC en empresas que no pertenecen al sector TIC (empresas usuarias) o en el sector público (nación al, provincial y municipal), mientras que el 52% restante lo hace en empresas del sector TIC, es decir, empresas que ofrecen productos y servicios TIC. Para este año, la oferta de profesionales o personas con perfil TIC ha sido de aproximadamente de 9.200 personas (universitarios, terciarios e idóneos). La demanda de puestos TIC tanto en empresas del sector TIC como aquellas que no los son y el sector público, ha sido de aproximadamente 11.800 puestos laborales, lo que significa una demanda insatisfecha de 2.600 puestos aproximadamente. En el caso específico de ofertas de profesionales con perfil en SSI en el 2018 ha sido de 6.000, mientras que se han demandado cerca de 8.300 puestos, lo que ha significado una demanda insatisfecha de 2.300 puestos del perfil SySI específico. En nuestro país, el empleo TIC como porcentaje de la PEA se mantiene alrededor del 2,1%, mientras que en los países industrializados esta cifra o indicador alcanza entre un 4% y 5%.

La demanda insatisfecha de capital humano TIC se redujo de 2.900 puestos en el 2017, y tal vez menor a fines de 2018. Por su parte la demanda insatisfecha del personal especializado en Software y Servicios Informáticos cayó a 2.300 en el 2017, y se proyecta estable para el resto del año en curso .

Como reflejo de lo anterior, la rotación en ambas familias de perfiles se ha reducido muchísimo desde los picos de 2007 así como los incrementos salariales diferenciales respecto de otras posiciones o perfiles en las empresas.

Categorías:Profesionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s