Universidad

Se reactiva el Observatorio Medioambiental en el marco de un nuevo centro de investigación

/Prensa CONICET/


Conformado en 2015 en la órbita local, operará dentro de un organismo nacional que acaba de crearse con la confluencia de distintas organizaciones

Reunión Observatorio Medioambiental La Plata  (1).JPG

Con la participación del CONICET, la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la Comisión de Investigaciones Científicas de la Provincia de Buenos Aires (CICPBA), en agosto de 2015 se firmó el convenio para conformar el Observatorio Medioambiental de La Plata (OMLP), una entidad pensada en pos de integrar la información básica con el análisis vinculado a la temática del medio ambiente y aportar los resultados alcanzados a la prevención y solución por parte de los decisores políticos.

Ahora, este cuerpo acaba de ser reimpulsado como parte constitutiva del Centro Interdisciplinario de Investigaciones Aplicadas del Agua y el Ambiente (CIIAAA), creado a finales de junio entre los organismos antes mencionados junto con la Universidad Nacional del Noroeste de Buenos Aires (UNNOBA) y el Instituto Nacional del Agua (INA).

“La idea a partir de ahora es institucionalizar y reorganizar el observatorio, actualizando las propuestas y objetivos que se hicieron en su momento, designando roles y tareas, y repasando la conformación de su Comisión Asesora Técnica (CAT), entre otras cuestiones determinantes para su puesta en funcionamiento”, explica la directora del Centro Científico Tecnológico CCT CONICET La Plata Pilar Peral García, quien encabezó en la tarde de hoy un primer encuentro con representantes de los organismos involucrados en el OMLP. Asimismo, resaltó la importancia de anclar a esta entidad como parte del CIIAAA ya que “la intención de que se integrara a una entidad interdisciplinaria y superior es intrínseca a su creación”.

Cabe mencionar que el OMLP surgió en parte tras la necesidad de integrar y sistematizar la información científica producida por los Proyectos de Investigación Orientada (PIO) que el CONICET y la UNLP impulsaron conjuntamente en 2013 en respuesta a la trágica inundación que azotó la ciudad en abril de ese mismo año. Desde su génesis, los principales objetivos perseguidos han sido establecer mecanismos para lograr información avalada sobre datos ambientales en coordinación con organismos públicos y privados de la región; y garantizar la clasificación, catalogación y preservación de dichos datos para realizar otro tipo de análisis específicos.

Asimismo, el OMLP también nació para implementar y regular el acceso a la información por parte de la comunidad científica para la generación de conocimiento aplicado y desarrollo tecnológico; dar lugar a modelos complejos para el alerta temprana de los problemas medioambientales; brindar respuestas en plazos acotados en casos de emergencia o catástrofe; y producir reportes específicos a pedido de los responsables de la gestión ambiental.

Del encuentro en el CCT participaron además de Peral García, su vicedirector Martín Vila Petroff; el decano de la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas (FCAyG) de la UNLP Raúl Perdomo; y el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Provincia de Buenos Aires Jorge Elustondo. También estuvieron presentes el secretario y la prosecretaria de Ciencia y Técnica de la casa de altos estudios Marcelo Caballé y Adriana Dertiano; la responsable del Repositorio Institucional (SEDICI) de la UNLP Marisa de Giusti; el recientemente designado Director Ejecutivo del CIIAAA Eduardo Kruce; y el vicepresidente de la CICPBA Pedro Balatti. A través de videoconferencia, por su parte, acompañó la reunión la Directora de Convenios y Proyectos del CONICET Patricia Maccagno.

Como se menciona más arriba, el organismo nacional que enmarcaría el trabajo del OMLP es el CIIAAA, cuyo proceso de gestación data de 2017, cuando fue presentado ante el Consejo Interinstitucional de Ciencia y Tecnología (CICYT), perteneciente al entonces Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. Inaugurado días atrás, el centro funcionará en un inmueble de 14 mil metros cuadrados cedido por la provincia de Buenos Aires ubicado en el predio que la UNLP posee en diagonal 113 entre 64 y 66. Su propósito es generar un ámbito interinstitucional de trabajo conjunto y continuo en el campo de la investigación aplicada, la transferencia y la docencia en relación a los recursos hídricos y el ambiente.

Categorías:Universidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s