Gremiales

CICOP: “La salud pública debiera ocupar un lugar preponderante en la agenda de los candidatos”

/Difusión CICOP Fragmento Circular n° 33/


Las PASO, primera estación electoral del año

43198545_1975924745764291_3642166931689046016_o (1).jpg

Cuando esta Circular esté entre ustedes ya tendremos los resultados de la primera etapa del proceso electoral de 2019. Las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) ya habrán echado luz de cara a la elección definitiva del mes de octubre – y, eventualmente, noviembre -, constituyéndose, salvo en los casos donde hay disputas distritales, en una verdadera compulsa para conocer las perspectivas acerca de quienes serán lxs responsables de gobernar los diversos estamentos durante los próximos cuatro años.

Más allá de la importancia de la jornada, destacando que atravesamos el período más largo de vida democrática en nuestro país, persisten las preocupaciones acerca de los numerosos problemas que nos siguen aquejando como sociedad. Sin haber resuelto cuestiones esenciales en la calidad de vida de gran parte de la población, asistimos durante la mayoría del tiempo a lo que muchos estudios denominan una democracia de baja intensidad, con participación ciudadana limitada sólo a las coyunturas electorales.

En Salud, la acentuada caída en los presupuestos a lo largo de los últimos veinte años, sea en los niveles provincial o nacional, es una clara demostración de la muy escasa importancia que quienes han gobernado le han asignado. Un sistema público que en muchas ocasiones sólo se sostiene a expensas del compromiso de sus trabajadorxs ha tenido como expresión paradigmática en este tiempo la degradación del Ministerio de Salud en Secretaría, afectando programas y favoreciendo una fragmentación que no para de crecer.

Pese a todas estas circunstancias, desde CICOP reafirmamos nuestro compromiso con el proceso democrático en curso, instando a que aquellxs que sean elegidxs honren con la más alta responsabilidad el cargo para el que se postulen. En relación a la Salud Pública, políticas que promuevan su mayor desarrollo, haciendo fuerte hincapié en fortalecer los equipos de trabajo con salarios y condiciones laborales adecuadas, serán indispensables para conseguir un sistema de Salud universal, gratuito, accesible y de calidad para el conjunto de la población.

El monitoreo del acuerdo paritario

Luego del pago de salarios en el inicio de agosto tal como se consensuó en la paritaria de la Ley 10471 y aguardando las próximas etapas de setiembre y noviembre, el compromiso de comenzar a cumplir los acuerdos extrasalariales está en curso. Las Comisiones de Recursos Humanos hospitalarias son una realidad, a partir de la resolución ministerial que determina su creación y pauta su funcionamiento. Ahora, será tarea de las propias seccionales que las mismas se constituyan y dictaminen las necesidades del personal profesional en el marco de la Ley 10471.

Asimismo, el expediente con el nuevo Reglamento de Residentes ya fue caratulado y está a la firma de la Gobernadora Vidal. Mientras ello ocurre, el Ministro Andrés Scarsi se ha comprometido a enviar una Circular interna a todos los establecimientos a los efectos de poner en vigencia ya mismo la nueva reglamentación. La jornada laboral de ocho horas, el descanso post-guardia, el tratamiento formal en paritaria de sus condiciones de trabajo son, entre otras, conquistas ganadas a expensas de la lucha y perseverancia de lxs propixs involucradxs en sinergia con las decisiones del gremio.

Nos quedan por delante numerosas temáticas por resolver. Entre ellas, una de significativo peso es la aplicación en forma definitiva del Decreto de Desgaste Laboral para lxs trabajadorxs de la Salud. El Consejo Directivo Provincial del viernes 9 definió los pasos a seguir previos a la Mesa Técnica pautada para el mes de setiembre. Una requisitoria de información –habeas data – y un emplazamiento al Instituto de Previsión Social para que cumpla con las jubilaciones en los términos acordados serán la tarea que precederá a la eventual etapa judicial que propondremos si las respuestas no son las que corresponden.

La mala praxis es del sistema

En la semana pasada, hubo bastante discusión en las redes sociales y en varios medios de difusión acerca del juicio en ocasión de un mediático caso de intervención diagnóstica que derivó en la muerte de una paciente. Manifestaciones erráticas y sin conocimiento de lo que en verdad ocurrió, dejando de lado las circunstancias en que desempeñamos la tarea lxs profesionales de la Salud, generaron una gran controversia.

Pese a que el hecho no sucedió en nuestro ámbito de representación sino en un efector privado, la repercusión mediática y las expresiones de diversos sectores en la temática ameritaron un rico debate en nuestro Consejo Directivo. Durante el mismo, surgió inmediatamente lo que venimos planteando a lo largo de un prolongado tiempo: las condiciones en las que lxs trabajadorxs de la Salud llevamos a cabo nuestra tarea generan graves perjuicios para nosotrxs mismxs – exposición a situaciones de riesgo y desgaste laboral -y, fundamentalmente, para la población.

Lejos de sacralizar las profesiones que componen el equipo de Salud y de ejercer una defensa corporativa, volvemos a alertar sobre los perjuicios que provoca trabajar en malas condiciones, sobredemandadxs, con insumos escasos, aparatología obsoleta e infraestructura deficiente. La afectación de quienes trabajamos en el sistema, con pluriempeo, bajas remuneraciones y haciendo las tareas y las funciones de varixs, tiene su contracara en demoras en la asistencia, predominancia de la atención en guardias y menoscabo en la calidad.

La política de reforzar parcialmente la emergencia llevada adelante por el Gobierno provincial sin dotar de más recursos humanos y sin resolver cuestiones básicas del sistema de atención no soluciona ni de cerca los graves problemas existentes. Un primer nivel devastado, con planteles diezmados, precarización sostenida y salarios paupérrimos promueve falencias graves en la prevención y falta de resolución de problemáticas relativamente sencillas que no debieran llegar a los hospitales. El ejemplo de la falta de vacunas en los Centros de Salud basta como muestra flagrante.

CICOP vuelve a llamar la atención fuertemente acerca de esta realidad. Si la Salud no es prioridad para quienes se postulan para ejercer los destinos de municipios, provincias y la nación, seguiremos padeciendo, en forma agudizada, las penurias de la situación actual. Serán los nuevos responsables de haber dejado caer un sistema que supo ser de excelencia. Por eso, reafirmamos el concepto de que la mala praxis que predomina es del propio sistema, provocando su desfinanciamiento y desjerarquización, afectando los derechos de sus trabajadorxs y el Derecho a la Salud de la población.

 

Categorías:Gremiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s