Organizaciones

La Comisión por la Memoria realizó una intervención artística a 43 años de la Noche de los Lápices

/Difusión Comisión Provincial por la Memoria/


70638237_2555229737879001_1911289442044215296_o.jpg

El proceso de politización de la década del sesenta y la primer mitad de los setenta tuvo como rasgo distintivo la presencia de los jóvenes, que se sumaron a una protesta que había sido liderada desde la proscripción del peronismo casi exclusivamente por la clase obrera. Esta confluencia implicó una renovación en los repertorios de la acción colectiva y transformó el escenario.

Las escuelas secundarias y las universidades no estuvieron ajenas a este proceso, sino que fueron espacios donde se desarrolló una intensa actividad. Los reclamos variaron desde cuestiones más puntuales hasta demandas más generalizadas, un ideario emancipador que proponía la construcción de una sociedad radicalmente diferente y la desaparición de las desigualdades e injusticias sociales.

Las marchas por el boleto escolar secundario en septiembre de 1975 se dieron en este contexto de alta conflictividad social y política, y creciente violencia. El golpe de Estado del 24 de marzo de 1976 agudizó la represión.

La noche de los lápices fue parte del plan represivo puesto en marcha durante la dictadura. El 16 de septiembre de 1976, grupos de tareas conducidos por el general Ramón Camps secuestraron a seis estudiantes secundarios de La Plata: Claudia Falcone, Francisco López Muntaner, María Clara Ciocchini, Horacio Ungaro, Daniel Racero y Claudio de Acha. Los seis continúan desaparecidos.

Pero no fueron ni los primeros ni los últimos: Gustavo Calotti fue llevado el 8 de septiembre y Víctor Triviño el 10 de ese mismo mes; y el 17 de septiembre fueron secuestradas Emilce Moler y Patricia Miranda. Lo mismo le sucedió a Pablo Díaz el 21 de septiembre. Hubo otros: la extensa lista está integrada por alrededor de 340 adolescentes de todo el país.

El 16 de septiembre fue declarado día de los derechos de los y las estudiantes secundarios en conmemoración de este hecho.

A 43 años de la noche de los lápices, realizamos una intervención artística en el Museo de la CPM, una memoria de la lucha de las y los estudiantes secundarios: “No fue por el boleto secundario. Querían cambiar el mundo”.

Categorías:Organizaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s