Organizaciones

El CECIM La Plata se manifestó acerca del conflicto entre Irán y Estados Unidos

/Difusión Centro de Ex Combatientes de Islas Malvinas La Plata/


La imagen puede contener: una o varias personas y personas de pie

Los Estados Unidos y su licencia para matar.

Medio oriente vive desde tiempos ancestrales largos conflictos religiosos, territoriales, y ciertamente culturales, son conflictos que a lo largo de la historia variaron en intensidad, y que muchos de ellos hasta la actualidad no terminan de resolverse, siendo usufructuados década tras década por la hegemonía estadounidense. Las respuestas no son simples, y en consecuencia la resolución del mismo tampoco lo son.

El reciente atentado del General Iraní Qasem Soleimani por parte de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos ha potenciado el conflicto de Medio Oriente y se transporto de manera inmediata al mundo entero.

Nuestro país como toda la región Sur Americana no estará al margen de los efectos económicos, diplomáticos y políticos, donde el impacto no nos exime de una guerra a escala mundial.

Quizás el punto de partida no pueda precisarse en una sola fecha y en un solo hecho, sino en una cadena de eslabones de múltiples hechos geopolíticos que se suman de manera exponencial, de ahí la incertidumbre y los riesgos que estos conflictos como sus consecuencias militares tendrán en los más vulnerables.

No es noticia que el Medio Oriente posee una de las mayores reservas petroleras del planeta, son reservas económicas y obviamente estratégicas, curiosamente los países que disponen de este capital también tienen altísimos niveles de desigualdad social en sus pueblos, con elevados niveles de pobreza, hambre, falta de agua potable y servicios básicos de vida.

Irán es quizás uno de los territorios más importantes de Medio Oriente y como producto de su revolución antimonárquica que modifico la estructura política de su estado a partir de 1979 cuando destituyo al “sha” Reza Pahlevi.

El actual régimen constitucional iraní es un sistema democrático de gobierno, un presidente elegido por el voto popular, un líder espiritual donde el 80 % es Musulmán (proviene del Islam) y un jefe militar, triada representativa de la revolución islámica.

La muerte del líder militar Iraní por el gobierno de Donald Trump nos induce algunas conclusiones por demás evidentes de la prepotencia que los Estados Unidos ejerce sobre muchas naciones del mundo, so pretextos falsos para arrogarse el derecho e imponer los calificativos de terrorismo con arbitrariedad absoluta.

Sin embargo son ellos quienes más ejercicio de violencia generan sobre soberanías territoriales practicando de manera unilateral su poder militar, basta recordar Vietnam, Granada, Irak, Libia, Afganistán, Siria, Yemen. O las legendarias bombas atómicas que explosionaron Nagasaki e Hiroshima.

Una conclusión si es segura y es observar que las apetencias y voracidad del capitalismo también pone en riesgo su propia lógica de desarrollo si tenemos en cuenta que el complejo industrial militar es cada vez más costoso, donde los países sometidos y pobres están más endeudados para cumplir con los requerimientos de los organismos de crédito internacional que financia las guerras.

Es importante entender que Europa no tendrá un buen destino si la guerra en Medio Oriente ya que el gas y las variantes energéticas que necesita para sostener su producción y desarrollo fundamentalmente provienen de los países orientales y Rusia.

América Latina también sufre las embestidas de los Estados Unidos, lo padece de manera dolorosa, de manera coercitiva y cotidiana viéndose reflejado en el pueblo venezolano, a ellos les embargan las cuentas, le confiscan petróleo, le condicionan el presente y el futuro, de la misma manera que evidenciaron su complicidad con el golpe de estado en Bolivia, ese que mancho de sangre el litio que descansa en sus salinas, como también lo fueron con el golpe a Dilma Rousself.

No se trata solo de evidencias interpretables, es la política exterior de los Estados Unidos la que no abandona su rol ser los gendarmes del planeta.

La sociedad con el Reino Unido como estado colonial desoye de manera sistémica el cumplimiento de las resolución de Naciones Unidas amparados en el poder de veto tal como la resolución 2065 que induce a el dialogo por la soberanía de nuestras Islas Malvinas, territorio más que apetecido por ser del altísimo valor económico y geopolítico usurpado por el imperio británico hace mas de 187 años.

Por último es imprescindible comprender que los Estados Unidos ya no pueden garantizar la seguridad de sus propios habitantes y menos aún la paz mundial.

Son las naciones Soberanas quienes deben condenar la prepotencia imperialista, poner en evidencia cada una de las acciones de pretender enajenarse de cuanto recurso natural hay sobre el planeta exigiendo la Paz, como el inmediato retiro de las tropas estadounidenses de Irak y frenar esta locura demencial que tiene en vilo a cuanto ser vivo hay en la tierra.

Los gobiernos democráticos tienen esta responsabilidad histórica porque de no hacerlo el peligro de un estallido nuclear esta a la vuelta de la esquina.

Rodolfo Carrizo – Presidente Cecim La Plata

Categorías:Organizaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s