Organizaciones

El CECIM respondió públicamente al General Martín Balza sus afirmaciones de que “En Malvinas no hubo crímenes de guerra”

/Difusión Centro de Ex Combatientes de Islas Malvinas La Plata/


No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Respuesta pública al General Martin Balza:

Con fecha 20/05/21 se publicó en sitio web del diario Clarín una nota de opinión del General Martin Balza, haciendo afirmaciones al respecto de que en la Guerra de Malvinas no hubo crímenes de guerra ni violaciones a los DD.HH.

Quienes formamos el CECIM La Plata, (Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas) organismo nacido en Malvinas, integrado por ex soldados conscriptos que sobrevivimos al horror de la guerra, que nos constituimos como un organismo de Derechos Humanos, sostenemos como concepto que toda guerra es un crimen. En la guerra de Malvinas en los escenarios donde se produjeron combates, la intensidad de los mismos superó por la cantidad de bajas y el tiempo de duración las estadísticas de la guerra de Vietnam.

El General Balsa sostiene que en Malvinas no hubo violaciones a la protección de los instrumentos que el Derecho Internacional Humanitario impone como Leyes de Guerra, y que los informes del Comité de la Cruz Roja Internacional manifiestan que los bandos enfrentados respetaron dichas convenciones.

Balsa continúa desarrollando su nota de opinión haciendo comparaciones con hechos ocurridos en distintos conflictos armados, pero en ningún momento se detiene a analizar la guerra de Malvinas dentro del contexto de dictadura militar.

En Malvinas hubo quienes tuvieron que enfrentar en las primeras líneas de combate a las unidades militares británicas que avanzaron sobre las defensas argentinas en el territorio insular, muchos de nosotros fuimos tomados prisioneros en las posiciones de combate, y es allí donde vimos la actuación de las tropas británicas que violaron las normas mencionadas.

Los británicos en el Monte Longdon fusilaron a prisioneros argentinos, un caso que trascendió es el del entonces Cabo José Carrizo que en la mañana del 12 de Junio de 1982, un soldado ingles le apoyo la boca de su arma en la espalda, y aunque el levanto sus manos en señal de rendición, una ráfaga de ametralladora le arranco un ojo y parte de su masa encefálica, Carrizo formaba parte de la Primera Sección de la Compañía B del RI7 y milagrosamente sobrevivió.

Existen fuentes documentales producidas por los propios británicos, libros como “Viaje al infierno”, “Los dos Lados del infierno” libros como “Green Eyed Boys. 3 Para and the battle for Mount Longdon” (Harper Collins Publishers. 1996 en las que se describen con detalles las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante la guerra.

Cuando tomamos conocimiento de estos documentos en la década de los años 90 comenzamos a darle visibilidad para que los mismos sean investigados, es así que en Noviembre de 1994 una delegación de Scotland Yard desarrolló en Buenos Aires una serie de entrevistas a ex soldados combatientes muchos de ellos miembros del CECIM La Plata que fueron testigos de los hechos ocurridos en Monte Longdon.

Existen testimonios de soldados que fueron tomados prisioneros en diferentes posiciones que dan cuenta de estas actitudes violatorias y que constituyen crímenes de guerra, Raúl Vallejos, oriundo de Chaco, en Ganso Verde fue obligado a trasladar municiones junto al resto de su grupo. En medio de esa tarea una explosión mató a tres de sus compañeros, hirió gravemente a otros diez y le produjo a él la pérdida de una pierna. Su caso junto al de Carrizo y otros hechos están denunciados en la causa 6000453 que investiga la justicia argentina en el Juzgado Federal de Río Grande en Tierra del Fuego donde hay pedidos de indagatorias de militares Británicos.

El Convenio de Ginebra señala que “los prisioneros de guerra deben ser tratados en toda circunstancia con humanidad estando prohibido por considerarse infracción grave, cualquier acto u omisión ilícita que acarree la muerte o ponga en peligro grave la salud de los mismos (art. 13), los que además tienen derecho a ser respetados en su persona y en su dignidad” (art. 14).

Al finalizar su nota de opinión Balza escribió “Nada relacionado con el terrorismo de Estado y la política sistemática y deliberada contra los derechos humanos de la última dictadura cívico-militar en el continente tuvo la más mínima relación con el comportamiento de nuestros hombres en Malvinas.”

Desde el año 2007 existe la causa caratulada como 1777/07 Pedro Valentin Pierre y otros sobre imposición de Tortura, donde hay más de 95 militares imputados por presuntas violaciones a los derechos humanos, más de 105 hechos denunciados en el Juzgado Federal de Río Grande en TDF, donde lentamente la justicia está echando luz con las primeras indagatorias y los primeros procesamientos de militares por torturas, a pesar de la pretensión de la sala 1 de la Cámara de Casación Penal con jueces como Daniel Petrone y Diego Barroetaveña que declararon los “hechos”,
“tortura” prescriptos.

El General Martín Balza fue jefe del Ejército desde el 4 de Noviembre de 1991 al 10 de Diciembre de 1999, durante su gestión el Ejército Argentino desarrollo operaciones de inteligencia sobre las organizaciones de Ex Combatientes, específicamente dirigidas al CECIM La Plata.

A partir de la desclasificación total de los archivos secretos de Malvinas producto del decreto 502/15 del PEM, pudimos tomar cuenta de todos los dispositivos implementados por la dictadura militar, operaciones de inteligencia y contra inteligencia para ocultar las graves violaciones a los DD.HH cometidas en este caso por las propias Fuerzas Armadas durante la guerra de Malvinas.

Lamentablemente, también pudimos tomar conocimiento de las operaciones ilegales que se realizaron en democracia, haciendo informes donde se evidencia la infiltración que nuestra organización tuvo por haber puesto en evidencia las asignaturas pendientes que todavía aún persisten en cuanto a la búsqueda de Memoria Verdad y Justicia de todos aquellos ex combatientes que fueron víctimas de graves violaciones a los DD.HH.

Documentos de Inteligencia del Ejército Argentino año 1992, que forman parte de los archivos desclasificados dando cuenta de las actividades del CECIM cuando denunciamos Crímenes de Guerra Británicos.

Una vez más el lobby militar en la voz del General Martín Balza, intenta paralizar toda posibilidad de que los hechos denunciados por Crímenes de Guerra o Graves Violaciones a los DD.HH sean investigados para que los responsables sean condenados.

La posición adoptada por el General Martín Balsa, referidas a la Guerra de Malvinas, se refleja en sus actos como jefe del Ejército y en sus opiniones publicadas.

La búsqueda de Justicia y la lucha contra la impunidad es algo que sostenemos todos los días, la guerra de Malvinas no es una guerra sagrada que no se pueda discutir y es por ello que bregamos para que nuestro pueblo sepa la verdad de lo que pasó con sus soldados en Malvinas.

Memoria, Verdad, Justicia, Soberanía, Paz.

CECIM LA PLATA, 21/05/2021

Categorías:Organizaciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s