Profesionales

Aportes de la Universidad al combate contra la Covid-19: FABA difundió las apreciaciones del decano de la Facultad de Exactas de la UNLP, Mauricio Erben

/Difusión Federación Bioquímica de la Provincia de Buenos Aires/ FABA Informa/


Aportes de la Universidad al combate contra la COVID – 19

“… el laboratorio bioquímico y sus profesionales han jugado un rol clave desde el comienzo de esta emergencia, mostrando el nivel de altísima preparación profesional en diagnósticos moleculares y serológicos”.

Por Dr. Mauricio F. Erben
Decano de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata
Para FABAInfoma.

Ya se ha cumplido un año de decretada la situación de emergencia sanitaria por la pandemia de COVID-19, un año que ha sido sin dudas muy difícil. Desde el comienzo mismo de la enfermedad la Argentina definió privilegiar atender la salud y la vida de las personas. Existe un acuerdo social amplio sobre la importancia de enfrentar colectivamente la pandemia, consenso que ha permitido definir políticas públicas de salud que pudieron ser instrumentadas en base a la asimilación de medidas de prevención por parte de toda la sociedad y especialmente gracias al trabajo de las y los profesionales de la salud. La profesión bioquímica en todos sus ámbitos de ejercicio ocupa un lugar clave en esta situación de emergencia y la lucha contra la COVID-19.

Sin dudas el diagnóstico de COVID-19, además de ser información de vital importancia para el paciente, permite establecer medidas preventivas de aislamiento y ofrece herramientas centrales para entender la epidemiología de la enfermedad. Es así que el laboratorio bioquímico y sus profesionales han jugado un rol clave desde el comienzo de esta emergencia, mostrando el nivel de altísima preparación profesional en diagnósticos moleculares y serológicos.

Desde las Universidades Nacionales también hemos realizado aportes importantes en la lucha contra la COVID-19 y la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (FCE-UNLP) se puso a disposición de las autoridades sanitarias para aportar capacidades de extensión universitaria e investigación científica en tareas diversas. Creo que vale la pena hacer un repaso por estas acciones, no desde una visión autorreferencial, sino especialmente para pensar el rol de la Universidad pública y su relación con el sistema de salud, especialmente en carreras como la Bioquímica.

Laboratorio de Salud Pública

Las tareas que hemos realizado desde la FCE-UNLP en relación a la pandemia comenzaron tempranamente, con la habilitación en abril de 2020 de nuestro Laboratorio de Salud Pública (LSP) como integrante de la red de laboratorios de diagnóstico COVID-19, con un trabajo sostenido y continuado, habiendo superado las 37.000 determinaciones por RT-PCR al día de hoy. Un segundo laboratorio de diagnóstico, el VacSal, puso a punto la metodología llamada de “pooles”, que permite una optimización de recursos para el estudio de lugares cerrados, como los geriátricos.

Nuestro voluntariado universitario está constituido por decenas de estudiantes, docentes y nodocentes, graduadas y graduados, que se organizan en las llamadas “Brigadas Sanitarias Ramona Medina”. En coordinación con efectores de salud, las Brigadas viene realizando acciones en territorio con un despliegue enorme y presencia constante en los barrios más vulnerados de la ciudad, realizando tareas que incluyen a los operativos detectar, herramientas de geolocalización, recorridos “casa por casa” con información sobre prevención y cuidados. Las Brigadas también han coordinado estudios de vigilancia epidemiológica mediante la aplicación de diversos test serológicos, se han capacitado para la realización de hisopados y actualmente muchos integrantes están habilitados como vacunadores eventuales de COVID. Se trata de un abordaje de atención primaria de la salud en una experiencia que redundará en repensar nuestras prácticas académicas, científicas, extensionistas y profesionales.

El conocimiento científico disponible en los laboratorios de investigación y de extensión también se puso al servicio de la lucha contra la pandemia. Las líneas de trabajo fueron redireccionadas a la temática COVID y se conformó el grupo COVID-Exactas, mediante el cual las y los investigadores, técnicos y becarios coordinaron esfuerzos para unificar la presentación de proyectos, compartir información y potenciar los aportes de cada disciplina.

Investigación en salud

Destaco aquí brevemente algunos resultados, algunos aún preliminares, pero que dan cuenta de la fortaleza del sistema científico en áreas de investigación en salud, donde la importancia de los aportes de la disciplina bioquímica resulta invaluable. Laboratorios de Exactas han sido capaces de desarrollar un kit serológico para diagnóstico rápido de COVID que fue aprobado por ANMAT. Nuestros investigadores que trabajan en el campo de la inmunología lograron obtener anticuerpos monoclonales específicos de las proteínas S y N del SARS-CoV-2 que podrán ser empleados en ensayos de cuantificación de antígenos para diagnóstico de COVID-19. Un grupo de trabajo interdisciplinario logró separar el material genético del virus utilizando nanopartículas magnéticas, una innovación que permite un método simple, rápido, económico de la etapa de aislamiento de ARN. El LSP actualmente participa de la plataforma encargada de monitorear el nivel de anticuerpos en personas que ya recibieron una primera dosis de la vacuna.

En la FCE-UNLP se está apoyando fuertemente el desarrollo de una vacuna contra COVID-19. Se trata de una tecnología basada en el empleo de proteínas virales y adyuvantes de nano-polímeros para inducir la generación de anticuerpos. Los resultados obtenidos in vitro son muy promisorios y actualmente el proyecto se encuentra en la etapa de ensayos preclínicos. Desde ya que el camino hacia lograr una vacuna es muy dificultoso, pero resulta clave reafirmar la importancia de desarrollos propios en esta temática, con las vacunas siendo consideradas recursos estratégicos. La pandemia muestra en su cara más descarnada que los países que no apuestan a la soberanía científica están condenados a la dependencia.

Vale decir que la participación activa de estudiantes, docentes y graduados de la carrera de bioquímica es un aporte central en todos estos proyectos.

La situación generada por el virus SARS-CoV-2 nos interpela como individuos y como sociedad. La universidad pública no fue ajena a este repensarse como institución integrada a esa sociedad y también afectada por la emergencia sanitaria. Exactas continuó con su actividad académica de manera virtual, garantizando el derecho a la educación superior de calidad y también se comprometió con la emergencia, poniendo sus capacidades, recursos humanos, infraestructura, saberes en investigación y extensión al servicio para la lucha contra la pandemia.

Estas acciones nos reafirman en el convencimiento que el país necesita de profesionales bioquímicos integrados al sistema de salud como parte esencial de equipos sanitarios en todos los niveles, desde los primeros eslabones de atención primaria de la salud hasta en los laboratorios de alta complejidad. El desafío como institución universitaria es formar profesionales desde una perspectiva integral, en la que confluye la educación en salud, la práctica y la investigación científica y la extensión universitaria, desde la óptica de un abordaje con compromiso social activo.

Desde lo personal, tengo el convencimiento que lo que suele denominarse como pospandemia no es una situación que esté determinada de antemano. La pandemia está siendo un evento definitivamente negativo, pero a pesar de las dificultades y condicionantes, queda demostrado que las sociedades que colocan el interés general por encima del interés particular están logrando mejores resultados en la lucha contra la COVID, con dimensiones éticamente superadoras. Tenemos la oportunidad de construir un futuro que sea más solidario e inclusivo: el papel fundamental, la entrega y el compromiso que viene teniendo la profesión bioquímica en la lucha contra la pandemia muestra que el desafío es posible. De aquí que resulte importante profundizar el debate acerca de qué modelo de sistema de salud queremos como sociedad y unido a esta definición, qué rol ocupa la universidad y la formación de profesionales de la salud.

Categorías:Profesionales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s